Campamento soldados en retiro
Rcn Radio, Fabián Trujillo
6 Oct 2020 08:27 AM

Campamento de militares en retiro completa dos días instalado en Bogotá

Varios hombres y mujeres con discapacidades están acampando para pedir que les reivindiquen sus derechos.
Fabián
Trujillo Beltrán
@fabianTBG

Un grupo de al menos 60 hombres y mujeres retirados de las Fuerzas Militares inició un campamento muy cerca de la Plaza de Bolívar de Bogotá, para exigirle al Gobierno que les reivindique sus derechos a tener una vida digna.

Estas, personas procedentes de diferentes regiones del país y con discapacidades físicas luego de haber terminado heridas en combate, señalaron que son muchas las deficiencias frente al pago de sus pensiones y el servicio de salud que reciben actualmente.

Lea aquí: Pico y placa en Bogotá arrancó con sanciones económicas

Básicamente tenemos 47 peticiones en torno a la situación prestacional, salarial y salud. El 10 de octubre se celebra el primer año de la Ley del Veterano y el presidente Iván Duque va a celebrar con bombos y platillos, pero tiene a media cuadra a los héroes durmiendo en el piso y con precarias condiciones de vida”, sostuvo uno de los voceros, Abel Rojas.

“Ya completamos dos días y la situación de nosotros es muy compleja porque solo recibimos cerca de 800 mil pesos para mantener a nuestras familias y nos quitaron otros beneficios como subsidios y demás prestaciones”, denunció, Antonio Huerdo, soldado en retiro tras 20 años de servicio.

El vocero denunció que a pesar de que ya llevan dos días de protestas, ni la Procuraduría, ni la Defensoría los han acompañado para verificar las condiciones en que se encuentran.

Aquí nos tocó acomodarnos como pudimos. Tenemos un solo punto para poder hacer nuestras necesidades, por lo que algunos tienen que pagar en los negocios aledaños”, dijo otro de los manifestantes.

Lea además: Pico y Placa en Bogotá: así aplicará la medida esta semana que inicia

Otros de los soldados advirtieron que la situación económica actual también afecta a las viudas y familiares de los uniformados que mueren en combate.

“A esas personas les dejan solo un mínimo y se lo dividen por la mitad para repartirlo entre quienes corresponda. Además, no les conceden el ascenso póstumo y tampoco le dan la prima de antigüedad”, explicó.

Estas personas indicaron que la huelga se mantendrá de manera indefinida y agregaron que esperan que en los próximos días se sumen más soldados en retiro de varias ciudades del país.

“Hasta que los Ministerios encargados se sienten en este lugar a negociar con nosotros, permaneceremos de manera indefinida. No queremos más pañitos de agua tibia y promesas falsas”, concluyó José Espinosa, sargento en retiro y coordinador nacional del Comité de Organizaciones.