000_HL5AI.jpg
AFP
3 Feb 2017 12:03 PM

Polémica en Cartagena por la construcción de marinas en la Bahía

El alcalde de Cartagena insistió en que las marinas, en la zona residencial de Castillogrande y Manga, son convenientes.
La
Fm

El alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, habló sobre la polémica autorización que otorgó la Dirección General Marítima a un proyecto de marina en el barrio Castillogrande en la Bahía de Cartagena; aseguró que desconoce cómo se gestó ese aval, si su administración había emitido un concepto negativo para esas iniciativas en esa zona.

Duque Vásquez reiteró que la posición de la Alcaldía de Cartagena es no permitir estos proyectos en la Bahía de la ciudad;  afirmó que no conoce por qué se dio dicha autorización, cuando la Secretaría de Planeación había otorgado un concepto negativo para los proyectos en la zona de Castillogrande y Manga, al norte de la ciudad.

Para el mandatario local, esta situación deberá ser explicada y argumentada por la Dirección General Marítima, quien indicó además que su administración tampoco conoce dicha resolución que emitió la entidad nacional para dar vía libre a la marina en Castillogrande.  Concluyó que el Plan de Ordenamiento Territorial es muy claro y prohíbe esos proyectos.

“Lo que nosotros estamos pidiendo es una explicación, y es que si nosotros emitimos un concepto negativo, por qué ellos (DIMAR) obvian ese concepto y hacen una interpretación y colocan una marina en un sector residencial”.

Por su parte María Eugenia García, asesora jurídica de la Alcaldía, explicó que la competencia de las concesiones es de la Dirección General Marítima, y contó que en su momento el Distrito emitió un concepto, como le corresponde según el Decreto 2324 de 1994, y concluyó que construir marinas en zona no era favorable porque el Plan de Ordenamiento Territorial no lo permitía.

Luego entonces, la Oficina jurídica anotó que la Dimar hizo una interpretación de ese concepto, “definen y diferencian el concepto de marina y embarcadero, es un tema técnico, en el POT de Cartagena se permite que haya embarcaderos en esas zona, más no marina. Para ellos (Dimar) la marina es un embarcadero”.

En ese sentido, García agregó que lo que sigue es que Planeación distrital haga el análisis técnico: “porque hay una confrontación entre los conceptos dentro de la resolución, para ver qué procede administrativamente (...) existe la posibilidad de que mencionada autorización sea revertida".

Por su parte, el Contralmirante Paulo Guevara Rodríguez, director General Marítimo, argumentó que desde junio de 2015, y ante la solicitud de varios gremios y empresarios de la ciudad, la vicepresidencia de República, los ministerios y entidades de la Comisión Colombiana del Océano, concertaron la construcción de una iniciativa que facilitara una infraestructura náutica, y en aras de minimizar riesgos de corrupción y transparencia, la Dimar quedó como responsable de dichas autorizaciones.

El Contralmirante Guevara añadió que luego que se expidió la Resolución 489 de 2015, que estableció el procedimiento para la autorización de los proyectos de marinas, clubes náuticos y bases náuticas, “mejoró la coordinación con la prestación entre las autoridades y la confianza inversionista” con la presentación de 49 proyectos que debían cumplir con los requisitos para superar la etapa de prefactibilidad y factibilidad.

Mencionada autorización deberá tener el visto bueno del Ministerio de Interior, Comercio Industria y Turismo, de Transporte, de Cultura, de autoridades ambientales y los entes territoriales, como las secretarías de Planeación, departamentos de tránsito y curadurías ciudadanas, que a su vez cuentan con mecanismos de participación para que presenten sus apreciaciones y observaciones a cada proyecto, por lo que el Contralmirante Guevara concluyó manifestando que está operando conforme a la ley.