Celda en estación de policía
Suministrada
11 Feb 2021 01:41 PM

Incendio en estación de Soacha: tres de las víctimas habrían muerto antes de los hechos

Insisten en una posible negligencia de la Procuraduría en el caso y la falta de investigación para obtener pruebas contra los uniformados.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La defensa de los policías de la estación de Soacha (Cundinamarca) cuestionó que la Procuraduría General de la Nación supuestamente pretenda culpar a sus clientes por la muerte de tres internos que fallecieron tres meses antes del incendio en este lugar.

El escrito de pliego de cargos advierte que en esos hechos, que sucedieron en noviembre del año pasado, fallecieron ocho personas, pero en la lista de fallecidos figuran tres que murieron en junio. Estos internos estaban presos por delitos como homicidio y hurto agravado.

Lea aquí: A la cárcel Paul Naranjo por presunta participación en feminicidio de Ana María Castro

Para el abogado Jesús Vergara, quien defiende a uno de los uniformados, es clara la posible negligencia, por parte de la Procuraduría en el caso, y la falta de investigación para obtener las pruebas contra los uniformados.

“Hubo un apresuramiento para aplicar una tesis ‘eficientista’, afectando el derecho de defensa. ¿Cómo me defiendo de un homicidio que se le endilga a mi cliente y que sucedió antes de los hechos?”, se cuestionó el abogado en medio de la audiencia disciplinaria de inicio de juicio.

Según el jurista, ese error no fue de digitación. “Mirando las tres o cuatro veces que mencionan ese acápite y el error está repetido de una manera muy concreta. Fechas anteriores a los hechos que no pueden ser garantes del debido proceso”, sostuvo.

Dicho error se encuentra cinco veces a lo largo de todo el escrito de pliego de cargos que tiene 60 páginas y fue conocido en su totalidad.

Desde la Procuraduría señalan que fue un error de digitación y que no es un argumento valido para pretender tumbar el proceso, pues hay otras pruebas, como las necropsias, que al parecer establecen la fecha exacta de la muerte de los reclusos ocurrida después del incendio.

Lea además: Sobrevivientes a incendio en estación de Soacha acusan a policías por no abrir celda

Tampoco se dejan de lado los testimonios que entregaron a las autoridades los reclusos  que sobrevivieron al incendio y señalaron a los policías de mofarse de la situación.

“Me arrinconé, empecé a sentir que me estaba quedando las piernas. Le gritamos al custodio que nos abriera, que nos estábamos quemando y la contestación de él fue: pues quémensemostrando las llaves”, se relató en uno de los  testimonios.

Otro recluso contó que la celda era de 2,50 por tres metros aproximadamente y sus compañeros iniciaron el amotinamiento, en protesta por la suspensión de visitas y según contó, prendieron pedazos de colchón y el fuego no se pudo controlar.

“Don Jesús entró en pánico, cogió una cobija para apagar el fuego y ahí se prendió todo. Empecé a saltar y por eso sólo me queme la espalda, pero el humo me desmayó y cuando desperté estaba en el hospital”, relató otro de los testigos.

En medio de la audiencia, la Procuraduría reprochó que los uniformados encargados de la vigilancia de la estación no tuvieran control sobre el ingreso de estupefacientes, objetos cortopunzantes y de fuego como encendedores.

Los uniformados, que responden por los hechos, fueron identificados como el teniente César Augusto Martínez Fernández, la subteniente Aleida del Pilar González Quiroz y el patrullero Jorge Eliécer Suárez Orduz.