Didier Luna
Didier Luna, extécnico de la Selección Colombia femenina sub 17.
Colprensa
12 Mar 2019 08:31 AM

Didier Luna amenazaba con acabar el fútbol femenino en Colombia

El extécnico de la Selección Colombia Femenina Sub-17 habría utilizado su poder para que no lo denunciaran.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

En marzo de 2018, cuando se encontraba desayunando en una concentración, el director técnico de la Selección Colombia Femenina Sub-17, Didier Alonso Luna González se le acercó a la fisioterapeuta del equipo, Carolina Rozo para manifestarle en “tono morboso” que estaba muy linda y que la deseaba, todo esto mientras la abrazaba fuertemente.

Horas más tarde, el mismo director técnico abordó a Rozo cuando se dirigía a su habitación de hotel y le repitió con un tono similar las mismas palabras que le había dicho en el comedor. Al notar la actitud de la fisioterapeuta, el seleccionador le aseguró que la podía llevar a la cima del fútbol mientras le ofrecía que fueran “amigos con derechos”.

Lea también: Didier Luna no podrá acercarse a exfisoterapeuta de la Selección Colombia

Mientras la señalaba con uno de sus dedos le tocó el seno izquierdo diciéndole que “quería un pedacito de su corazón”. Rozo se negó a las pretensiones de Luna, hecho por el cual se presentó una retaliación en su contra con una sobrecarga laboral y unas presiones indebidas para quedarse en las concentraciones del equipo después que estas terminaran que la llevaron a renunciar al seleccionado.

Todo esto se desprende de la investigación de la Fiscalía General, que el pasado lunes le imputó el delito de acoso sexual al ahora exdirector técnico de la Selección Femenina Sub-17. En la presentación de los cargos, el fiscal señaló que entre diciembre de 2017 y abril de 2018, la fisioterapeuta sufrió de un constante acoso sexual y laboral.

En repetidas oportunidades Luna le habría hecho comentarios de doble sentido de índole sexual a la fisioterapeuta, le cogía la cabeza con la clara intención de besarla, le escribía mensajes de texto que no tenían ningún tipo de relación con el trabajo que adelantaba Rozo en la Selección.

Lo que para Luna era un coqueteo normal pasó a tener matices. Los ofrecimientos y comentarios directos de tipo sexual iban en aumento. En varias oportunidades hacía movimientos inesperados para tocarle el pecho y robarle besos cuando se saludaban o se despedían.

Lea además: Didier Luna es un tirano y un pervertido: exfisioterapeuta de la selección femenina Sub 17

Para el ente investigador, estas expresiones fueron mucho más allá del plano laboral y afectaron el ambiente de las concentraciones y el ánimo dentro del equipo. La Fiscalía General sostuvo además que para evitar que se denunciaran estos casos utilizó su poder dentro de la Federación para amedrentar.

Para esto manifestaba que estaba muy bien rodeado por los altos directivos de la Federación Colombiana de Fútbol y que él podía ejercer una serie de presiones para que el fútbol femenino en Colombia se acabara.

"Se atreve a decir a los hombres de la Federación de Fútbol Colombiana ‘acabemos con la Selección de Fútbol Femenina’ como consecuencia de estos actos", precisó el fiscal del caso al citar varios testimonios que se conocieron en la investigación en contra de Luna.

En este sentido, el delegado del ente investigador se preguntó: ¿Cuál es la capacidad que en un momento determinado pueda influenciar en las directivas de Colombia para que acaben el fútbol de las mujeres porque ellas quieren una reivindicación de sus derechos al salir del miedo y al mostrarse valientes a denunciar?”

La Fiscalía General manifestó que estos abusos también estaban dirigidos a las jugadoras de la Selección quienes recibían mensajes de doble sentido y presiones para ser convocadas a torneos internacionales o estar en la lista titular del equipo.

Lea también: Didier Luna responde a Carolina Rozo y asegura que sus acusaciones son "mediáticas"

En estos actos abusivos también habría participado el preparador físico de la Selección, Sigifredo Alonso Peña, quien en una oportunidad habría entrado a la fuerza a la habitación de una de las jugadoras.

Por estos hechos, el preparador físico fue denunciado por dos futbolistas menores de edad quienes señalaron que fueron víctimas de constantes acosos durante las concentraciones y presiones para ser convocadas.

El fiscal del caso indicó que los máximos regentes del fútbol en el mundo y el continente están atentos a esta situación puesto que ya anunciaron que no van a permitir que se presenten este tipo de actuaciones contras las futbolistas.

En la audiencia celebrada el pasado lunes, el exseleccionador se declaró inocente del delito imputado por la Fiscalía General. Una jueza de control de garantías le prohibió la salida del país, no acercarse a las víctimas que lo denunciaron, presentarse a las citaciones de la justicia y demostrar un buen comportamiento.

De ser hallado culpable, Luna podría enfrentar una condena entre los cuatro y diez años de prisión. La exfisioterapeuta de la Selección hizo un llamado para que las otras víctimas de estos acosos denuncien formalmente ante la Fiscalía.

Didier Luna se declaró inocente del delito de acoso sexual

Fuente
RCN Radio