Jaime Erique Saade
Tomada de Facebook
31 Ene 2020 11:35 AM

Detalles de captura en Brasil que revive doloroso homicidio en Colombia

Pese a estar condenado, si el hombre no era capturado antes de julio de 2023, el proceso prescribía.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

Un crimen que estremeció a Barranquilla hace 26 años revivió esta semana luego de que la justicia confirmara la captura en Brasil del responsable de los hechos.

Se trata de Jaime Enrique Saade Cormane, quien fue capturado el 28 de enero en Brasil por la Policía Federal de ese país, tras más de dos décadas de búsqueda por la Interpol. Ahora el hombre deberá llegar a Colombia a pagar una condena por el asesinato de una joven universitaria, ocurrido en 1994.

Los hechos se remontan al 1 de enero de 1994 cuando la estudiante Nancy Mariana Mestre Vargas desapareció luego de salir con un pretendiente  a una fiesta, tras celebrar la noche de año nuevo. La mujer posteriormente fue encontrada sin vida y a sus familiares les entregaron una primera versión que hablaba de suicidio.

Le puede interesar: Giro en investigación por muerte de psicólogo: se trataría de un depredador sexual

Pero dicha versión rápidamente dio un giro gracias a que los padres de la joven no creyeron que Nancy quisiera acabar con su vida. Pues, según lo que conocían de ella, no tendría motivaciones para hacerlo; lo que sí creían era que su pareja Jaime Saade, posiblemente tenía responsabilidad en los hechos.

Los padres de Nancy describen a Saade como una persona decente, o por lo menos eso fue lo que demostró ser cunado pretendía a su hija, de 18 años. Fue esa una de las razones para que le permitieran a Nancy salir esa noche de enero a una reunión con el hombre, quien la recogió de su casa pasada la media noche.

Nancy y Jaime Saade salieron de la casa, no sin antes escuchar la condición de Martín Maestre (padre de la joven), regresar a las 3:00 a.m. Sin embargo, esto no se cumplió, Nancy no regresó y a las 6:00 de la mañana, el sufrimiento para estos padres apenas comenzaba.

Al amanecer y percatarse que la joven no había llegado de la fiesta, Martín y su esposa decidieron salir a buscarla. Recorrieron unas calles y llegaron hasta la vivienda de Jaime. Allí el panorama ya se notaba tenso, unas manchas de sangre fue lo primero que vio el padre de Nancy.

No prestó mucha atención y se dirigió a Emilia Cormane, mamá del hombre, quien le dijo que su hija se encontraba en la Clínica del Caribe tras haber sufrido un accidente. Al llegar a la clínica se encontró con Alberto, padre de Jaime, quien le dio otra versión.

Lea además: Trabajadora de Cruz Verde que confundió medicamentos sería condenada por homicidio culposo

Según ha relatado el padre de Nancy, en la clínica el padre de Jaime Saade ya no le habló de accidente sino que su hija se había intentado suicidar y que estaba siendo intervenida quirúrgicamente.

En medio de la confusión Martín Mestre se dirigió a la casa y le informó a la mamá de Nancy lo que sabía hasta el momento. Más tarde regresaron a la clínica donde se encontraron con una escena que durante 26 años ha rondado en sus memorias.

Nancy estaba cubierta con una sábana, la cual, según relató Martín a El Heraldo, estaba sucia y llena de arena. Finalmente los médicos informaron a los padres que Nancy llegó con una herida en la cabeza producida con arma de fuego; la bala había comprometido seriamente la salud de la joven quien se encontraba en estado de coma.

Más devastador fue al conocer que también presentaba evidentes signos de maltrato físico y abuso sexual. Fueron ocho días de lucha, hasta que su cuerpo no pudo más y falleció.

Inmediatamente se inició una investigación sobre la muerte de Nancy, de la que lo primero que se supo fue que, tras sufrir la violación y recibir el disparo había sido tirada en un solar, pero, al parecer por recomendación de un tercero, posteriormente Jaime la llevó a centro de salud.

Las indagaciones determinaron como principal sospechoso a Jaime Enrique Saade Cormane, el administrador de empresas y miembro de una reconocida familia de Barranquilla que semanas atrás había mostrado un interés en la joven estudiante.

Pero el proceso tuvo que tomar otro rumbo ya que cuando iba a ser llamado a declarar, ya no había rastro del hombre. Desapareció desde el momento en que se supo de la muerte de Nancy.

Lea aquí: Hombre aceptó asesinato de su hijastro de un año en Bogotá

La investigación siguió su curso señalando a Saade como principal responsable y, dos años después, en julio de 1996 fue hallado culpable de los delitos de acceso carnal violento y homicidio. Fue condenado como reo ausente a dos años de cárcel por la violación y 25 años por la muerte.

Esta condena no fue suficiente para los familiares de Nancy, pues aún había muchos interrogantes sobre el cruel desenlace y además el culpable, pese a estar condenado, estaba libre.

Fueron 26 años de lucha incansable por parte de los padres de Nancy, quienes nunca perdieron la esperanza de que se lograra la captura de Jaime Enrique y se mantuvieron durante todo este tiempo en constante comunicación con las autoridades.

Nancy Maestre
Tomada de página de Facebook

Captura

El martes 28 de enero llegó una alentadora noticia para los familiares de Nancy Mariana Mestre Vargas, el asesino de su hija, por fin, estaba en poder de las autoridades.

Pues tras 26 años de búsqueda nacional e internacional, Jaime Enrique Saade Cormane fue capturado por la Policía Federal de Belo Horizonte (Brasil). Ya tiene 57 años, pero aun así su condena permanece firme en Colombia.

Fue detenido por agentes de la Policía Federal quienes al pedirle la documentación recibieron de parte del hombre una licencia de conducir nacional falsa. Esto no convenció a las autoridades quienes lo trasladaron a un centro especializado donde le realizaron exámenes médicos que arrojaron finalmente su verdadera identidad.

Investigación en Brasil

Según informaron las autoridades, Jaime huyó a Brasil desde 1995 y desde esa fecha permaneció allí a través del uso de documentación falsa. El hombre durante estas décadas realizó una vida en la que formó familia, pues en la investigación se conoció que tiene hijos brasileños.

Más noticias: Denuncian muerte de hombre por que autoridades no sabían a quién correspondía el caso

Pese a que el hombre se encuentra capturado y en la cárcel de Nelson Hungria en Contagem, a la espera de una extradición a Colombia para pagar su pena, también se conoció que en Brasil las autoridades adelantan una serie de investigaciones contra él.

Pues ya se determinó que permaneció en este país usando documentos falsos, delito por el que debería responder allá con una posible pena que acarrea hasta cinco años de prisión. De igual forma está por establecerse si durante estos años Jaime continúo delinquiendo y esto podría someterlo a otras condenas.

Cerca de librase de pagar cárcel

Saade fue capturado cuando el tiempo se le agotaba a la justica en Colombia, pues existe una ley que impide que las condenas con reos ausentes sean eternas

Lea: Joven que habría abusado de su prima de 8 años se entregó a la Policía

Es decir, por disposición de la ley penal, esta condena contra Jaime Enrique Saade Cormane tenía una vigencia de 29 años, tiempo en que debía ser capturado y presentado para hacerla efectiva, pues, después de este tiempo, en julio de 2023, el proceso prescribiría.

Faltan más responsables

En el crimen de Nancy se puede decir que hubo justicia contra el principal responsable, pero lamentablemente quedan faltando dos partes por resolver.  Algo que mantendrá intranquilos a los padres de la víctima.

El principal interrogante es ¿qué pasó esa madrugada que llevó a que cometieran actos tan crueles contra la joven estudiante? Pues tanto la justicia como los familiares de Nancy esperan en algún momento saber qué desencadenó la serie de golpes, abuso sexual y posterior ataque con un disparo en la cabeza. 

Además de esto, queda el sin sabor de no tener tras las rejas a todos los responsables de estos actos, pues los exámenes al cuerpo de la víctima evidenciaron presencia de espermatozoides de varios ADN, lo que determinaría que Jaime no actuó solo.

Se espera que con la llegada del hombre a Colombia se pueda conocer, de su versión, qué pasó esa madrugada y quiénes participaron en la violación, agresión física y posterior asesinato, en el que se tiene la hipótesis de que Jaime recibió ayuda de otras personas para, después de cometer los hechos, envolver el cuerpo de Nancy en una sábana, arrojarla en un monte y, al percatarse que se encontraba aún con vida, llevarla a una clínica donde finalmente murió sin poder contar su tragedia.

Fuente
LA FM