El general retirado Mario Montoya, en audiencia ante la JEP, en Bogotá
El general retirado Mario Montoya, uno de los que ya se acogió
Foto suministrada al Sistema Integrado Digital
31 Oct 2018 11:01 PM

Cinco generales buscan acogerse a la JEP, mientras otros cuatro ya se sometieron

Los oficiales retirados Rito Alejo del Río, Mario Montoya, Jaime Uscátegui y Henry Torres Escalante ya tienen sus procesos en la JEP.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Cuatro generales del Ejército ya se sometieron a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y otros cinco presentaron recientemente la respectiva solicitud para hacerlo

Los altos oficiales que ya se acogieron a la JEP son Rito Alejo del Río, Mario Montoya, Jaime Uscátegui y Henry Torres Escalante

Lea también: Los casos por los que deberá responder el general (r) Mario Montoya en la JEP 

Y los generales que pidieron un cupo para esta jurisdicción especial son Iván Ramírez Quintero, Luis Roberto Pico Hernández, Miguel Eduardo David Bastidas, José Joaquín Cortés Franco y Hernando Pérez Molina

En agosto de 2012, Rito Alejo de Río fue condenado a 25 años y ocho meses de cárcel por el crimen de Marino López, líder del Chocó asesinado en febrero de 1997 por paramilitares. 

Mario Montoya fue comandante del Ejército Nacional entre marzo de 2006 y noviembre de 2008, cuando militares asesinaron a civiles para hacerlos pasar por muertos en combate. 

Lea también: Crimen de Jaime Garzón: piden seguir investigación contra mandos militares 

Según la organización Human Rights Watch (HRW), mientras Montoya estuvo al mando del Ejército, soldados de la Cuarta Brigada perpetraron 44 ejecuciones extrajudiciales. 

Jaime Uscátegui fue condenado a 37 años por omisión durante la masacre de Mapiripán, cometida entre el 15 y el 20 de julio de 1997.  

Por su parte, Henry Torres Escalante es procesado por la ejecución de los campesinos Roque Julio Torres, y su hijo Daniel Torres Arciniegas, que fueron presentados como guerrilleros del ELN muertos en combate. 

Iván Ramírez Quintero fue procesado por tortura y desaparición después de que el Ejército recuperó el Palacio de Justicia, tomado por el M-19 en noviembre de 1985. 

Luis Roberto Pico Hernández fue comandante de la Séptima División del Ejército. Era cercano al general (r) Montoya y salió de la institución después de que se conocieron los llamados falsos positivos de Soacha, en 2008. 

Miguel Eduardo David Bastidas es procesado por ser presunto coautor por omisión de 32 homicidios, 14 desapariciones forzadas y tres detenciones ilegales, entre otros. 

José Joaquín Cortés Franco, excomandante de la Segunda División del Ejército, salió de la institución en 2008 después de que se conoció el caso de los falsos positivos de Soacha. 

Hernando Pérez Molina, excomandante de la Tercera División del Ejército, fue sido vinculado por el coronel Robinson González del Río a los llamados falsos positivos 

Fuente
Sistema Integrado Digital