reino unido
AFP
4 Mayo 2020 09:23 AM

Reino Unido prepara un plan de desconfinamiento progresivo

Reino Unido es el segundo país de Europa con más muertos por COVID-19, con más de 28.000 víctimas.
Agencia
AFP

El primer ministro británico, Boris Johnson, está preparando un plan de desescalada progresiva, que según varios medios prevé anunciar el domingo con medidas de distanciamiento social para limitar la propagación del coronavirus, aunque en lo inmediato el confinamiento debería mantenerse.

Con 28.446 muertes, el Reino Unido es el segundo país con más fallecidos de Europa por el coronavirus luego de Italia.

Lea aquí: Japón extiende estado de emergencia por coronavirus y se prepara para "nuevo estilo de vida"

Johnson decretó el 23 de marzo el confinamiento que después fue prolongado hasta el 7 de mayo, fecha en que debe ser revaluado.

Sin embargo, según la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon, cuyo gobierno autónomo se coordina con Londres, es "muy probable que el jueves les pida que sigan respetando el confinamiento más tiempo".

Según Sturgeon, "los números de personas que siguen infectándose y la muy importante tasa de reproducción continúan siendo demasiado altos para hacer cualquier cambio significativo".

Un portavoz de Downing Street explicó que el gobierno "está obligado a hacer una revisión" el jueves pero no tiene fecha fija para el anuncio de nuevas medidas. 

Johnson, que estuvo hospitalizado -incluidos tres días en cuidados intensivos- debido al COVID-19, prometió que esta semana presentaría una "hoja de ruta" para un progresivo desconfinamiento y reactivación de la economía, pero eso no implica que esta se ponga en práctica de inmediato.

Lea además: Nueva Zelanda comienza a ganarle la batalla al coronavirus, registrando cero casos nuevos

En un vídeo difundido este lunes en la cuenta Twitter de Downing Street, el primer ministro reiteró que "solo podremos pasar a la segunda fase de este conflicto" cuando "estemos convencidos de que cualquier modificación de las medidas actuales no corre el riesgo que provocar un segundo pico de infecciones".

En el momento en que se reanude la actividad, su ejecutivo está considerando, según la BBC y el Financial Times, medidas como reducir el número de personas por oficina, cerrar los comedores de empresa e incrementar la limpieza.

Los empleados en contacto con el público deberán estar protegidos por pantallas de plástico y se anima a quien pueda hacerlo a seguir trabajando desde casa, según afirman estos medios.

Se propone también aplicar horas de trabajo escalonadas para que los metros y trenes suburbanos no estén abarrotados en hora pico. 

Antes de poder acoger a sus empleados de nuevo, las empresas tendrán que llevar a cabo una "evaluación de riesgos", sugieren los documentos del gobierno sobre la desconfinanciación.

Lea además: Trump convencido que EE.UU. tendrá la vacuna del coronavirus para finales de año

Si no se puede cumplir la distancia recomendada de dos metros entre dos trabajadores, se considerará la posibilidad de utilizar equipo de protección personal, un punto que plantea interrogantes a los empresarios.

Se necesita una "recomendación clara", declaró a la BBC el lunes Adam Marshall, director general de las Cámaras de Comercio Británicas.

La introducción de medidas de distanciamiento social en el transporte es imposible de poner en práctica en los aeropuertos, afirmó por su parte John Holland-Kaye, gerente del aeropuerto londinense de Heathrow, el mayor de Europa.

"No funcionará en la aviación ni en ningún otro tipo de transporte público, y el problema no es el avión, es la falta de espacio en el aeropuerto", escribió Holland-Kaye en el diario The Telegraph. "Para un solo avión de largo recorrido habría que hacer una cola de un kilómetro", asegura.