21 Jun 2016 09:52 AM

Reino Unido, dividido por continuidad en la Unión Europea

Brian Klass, experto en política comparativa, analizó en LA F.m. lo que acontece a poco de la jornada definitiva.
La campaña para el referéndum del próximo jueves en el Reino Unido se intensificó hoy con la intervención del líder laborista, Jeremy Corbyn, y tras el giro que han dado las encuestas que apuntan a una eventual victoria de la permanencia del país en la Unión Europea (UE).
 
La jornada de hoy ha estado marcada por el llamamiento que hizo Corbyn a los seguidores laboristas para que voten por quedarse en el bloque comunitario, durante una visita que efectuó a Manchester, en el norte de Inglaterra. Después de semanas en que casi no se escuchó al político izquierdista, Corbyn pidió a los votantes que respalden la Unión al advertir de que un posible triunfo del "brexit" (salida de la UE) puede arriesgar la economía del Reino Unido y los derechos laborales.
 
"Las próximas horas determinarán el futuro del Reino Unido", afirmó el político, que entró de lleno en la campaña después de una pausa por el asesinato la semana pasada de la diputada laborista Jo Cox, apuñalada y tiroteada en una calle en el norte de Inglaterra. "El 23 de junio afrontamos una opción. ¿Nos quedamos para proteger los empleos y la prosperidad del Reino Unido que depende del comercio en Europa? o ¿Damos un paso a un futuro desconocido si salimos?", se preguntó el líder de la oposición.
 
En el pasado Corbyn fue crítico del bloque de los 28 e incluso votó en 1975 en contra de la entonces Comunidad Económica Europea (CEE) en el plebiscito celebrado dos años después de la entrada británica en la Unión. El respaldo de los laboristas es visto por el campo por la permanencia como crucial para ganar la consulta, dada las divisiones que hay en el Partido Conservador del primer ministro, David Cameron, entre los que piden quedarse en la UE y los que respaldan el "brexit", entre ellos el exalcalde de Londres Boris Johnson. Además de Corbyn, otros laboristas destacados, como el antiguo primer ministro Gordon Brown y el exlíder del partido Ed Miliband continuaron la campaña proeuropea en la ciudad escocesa de Glasgow y en la inglesa de Birmingham, respectivamente.
 
La jornada de hoy estuvo marcada, además, por el apoyo a la permanencia del financiero estadounidense de origen húngaro George Soros y el exjugador de fútbol David Beckham. Soros coincidió con Cameron en que un eventual "brexit" puede perjudicar la economía y el empleo en el Reino Unido. En un artículo publicado hoy en el diario "The Guardian", el influyente multimillonario señaló que la moneda británica puede caer "precipitadamente", al menos un 15 %, pero incluso más del 20 % frente al dólar, si hay "brexit".
 
Soros es famoso por haber especulado en 1992 frente a la libra, algo que le deportó mucho dinero, pero provocó una fuerte caída de la moneda que obligó al Gobierno conservador de entonces a retirarla del Mecanismo de Cambio del Sistema Monetario Europeo (SME). Para el financiero, el impacto del "brexit" puede ser peor que aquél "miércoles negro" de 1992, y consideró que los votantes no deben subestimar las consecuencias. "El valor de la libra puede bajar precipitadamente. También tendría un impacto inmediato y dramático en los mercados financieros, la inversión, los precios y los empleos", añade. "Esperaría una devaluación mayor y con más trastorno que el 15 % de devaluación que ocurrió en septiembre de 1992", dijo.
 
Ese año, Soros utilizó su fondo de inversión Quantum para apostar por que la libra estaba sobrevalorada frente al marco alemán, forzando al entonces primer ministro conservador, John Major, a retirar la moneda del mecanismo de cambio del SME. La "permanencia" recibió hoy el respaldo de Beckham al pedir el futbolista votar por la UE, porque vive en un "mundo vibrante y conectado".
 
En un comunicado divulgado hoy, el deportista dijo que el Reino Unido es "más fuerte" si permanece en el bloque comunitario y recordó los años que vivió en ciudades europeas como Madrid, Milán y París. "Esas grandes ciudades europeas y sus aficionados apasionados me dieron la bienvenida a mi y a mi familia, y nos dieron la oportunidad de disfrutar sus culturas y gentes únicas e inspiradoras", escribió.
 
Brian Klass, experto en política comparativa, analizó en LA F.m. lo que acontece a poco de la jornada definitiva.
 
Fuente
Sistema Integrado Digital