Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
AFP
20 Feb 2019 01:27 PM

López Obrador aplaude reforma que convierte la corrupción en delito grave

"Ahora con la reforma no van a tener derecho a fianza los corruptos", declaró el mandatario de los mexicanos.
Cristian
Cristian
Serrano

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este miércoles que la Cámara de Diputados aprobara una reforma que convierte en delito grave el robo de combustible, el fraude electoral y la corrupción, entre otros.

"Celebro que se haya convertido en delito grave el robo de combustible y que se haya aprobado, se haya convertido, en delito grave, también el fraude electoral", apuntó el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Este martes, la Cámara de Diputados hizo reformas constitucionales -y turnó los cambios a congresos locales- para añadir al artículo 19 delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa; es decir, sin derecho a fianza.

Lea también: Samuel Moreno podría recibir nueva condena de 35 años de prisión

Entre otros, estos delitos son uso electoral de programas sociales, corrupción, robo de hidrocarburos, a casa habitación y a transporte de carga, feminicidio y abuso sexual contra menores.

"Ahora con la reforma no van a tener derecho a fianza los corruptos", apuntó el líder izquierdista.

Nueve diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) abandonaron este martes el partido para convertirse en diputados independientes y poder apoyar algunas iniciativas del presidente López Obrador.

El mandatario descartó este miércoles hablar del tema, pese a que este hecho benefició a que se aprobara con mayoría calificada, en lo general y en lo particular, esta reforma constitucional.

Consulte también: La corrupción le ha robado un billón de pesos a la salud, dice la Fiscalía

Sin embargo, citó a Maquiavelo y posteriormente, sin dar más detalles, explicó que para él el "fin no justifica los medios, porque los medios son también el fin".

En otros temas, insistió una vez más en "mirar hacia adelante", pero no descartó la consulta ciudadana para preguntar a los mexicanos si quieren "enjuiciar" a expresidentes del país.

Señaló a todos los presidentes del periodo "neoliberal", entre estos a Felipe Calderón (2006-2012), que podría ser enjuiciado por "convertir el país en un cementerio", o a Enrique Peña Nieto (2012-2018) por "corrupción".

Vea también: Así funcionaba la red de corrupción carcelaria en Bogotá

Pero "yo soy partidario de hacer un juicio al régimen neoliberal, más que encarcelar estos personajes, porque esto nos llevaría a la confrontación", puntualizó.

Este miércoles, López Obrador se desplazó hasta el norteño estado de Nuevo León para celebrar en el municipio de Escobedo la reunión de seguridad de cada día y la posterior rueda de prensa matutina.

Un total de 11 personas fueron asesinadas en diversos hechos ocurridos este martes en el norteño estado de Nuevo León, en la víspera de la visita del mandatario.

"Coincidimos en la importancia de lo preventivo (en términos de violencia), tanto Gobierno estatal, como municipal y nosotros", apuntó al hablar de la ola de inseguridad que azota el país.

Consulte también: Colombia propone ante la ONU crear una Corte Internacional Anticorrupción

Cuestionado por la prensa, aseguró que se "consolidarán" las compras y adquisiciones por parte de organismos públicos, a fin de ahorrar recursos y también garantizar la transparencia.

"Hay ocho, diez empresas, que venden el 75 % de todos los alimentos que compra el Gobierno. Estas se van a dar a conocer los datos de estas compras y los nombres de las empresas", puso como ejemplo de transparencia.

Finalmente, se anunció que se ha elegido a Nadine Gasman como directora del Instituto Nacional de las Mujeres.