Venezolanos residentes en Madrid (España), respaldando a Juan Guaidó
Venezolanos residentes en Madrid (España), respaldando a Juan Guaidó
Venezolanos residentes en Madrid (España), respaldando a Juan Guaidó
17 Ene 2019 07:25 AM

Juan Guaidó dice que los militares en Venezuela tampoco tienen comida

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela habló con LA FM del plagio en su contra y la crisis vivida en su país.

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, habló con LA FM. El hombre que ha surgido como líder de los venezolanos en medio de la severa crisis encabezada por el líder del régimen, Nicolás Maduro, aseguró que su país requiere elecciones libres y democráticas.

De acuerdo con Guaidó, "hoy no hay una sola autoridad legítima electa en Venezuela", de manera que su país requiere "dar pasos firmes" en busca del restablecimiento de la democracia en su país. Según dijo, "hay una situación inédita aquí en Venezuela, no hay cadena de mando con Maduro y tiene una debilidad muy grande".

Guaidó también se refirió al video en el cual un grupo de militares venezolanos, radicados en Perú, lo apoyan a él y desconocen al régimen de Nicolás Maduro. "Nos apegamos a nuestro juramento de defender a nuestro pueblo y hacer respetar las leyes y la Constitución de la República, por tal motivo anunciamos que desconocemos a Nicolás Maduro Moros como presidente de Venezuela y comandante en jefe de las Fuerza Armadas Bolivarianas", señalan los uniformados. 

Lea también: Fabiana Rosales y Juan Guaidó, los líderes que emergen en Venezuela

El grupo de militares manifestó que, además, están dispuestos a respaldar las decisiones que tome el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela para restablecer el orden Constitucional y la democracia en ese país. "Ordene comandante en jefe, quedamos bajo sus órdenes", señala un uniformado. 

Al respecto, Guaidó aseguró en LA FM que los militares en Venezuela también se quedaron sin comida, están sufriendo de hambre, reiterando que en su país la cadena de mando está rota y prueba de ello fue lo acontecido con su plagio a manos de fuerzas del orden del régimen venezolano. 

La oposición venezolana retomó en los últimos días la ofensiva para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro, abogando por quebrar el decisivo apoyo militar, reactivar las protestas y estrechar el cerco diplomático y económico internacional contra el gobierno.

Encabezados por Juan Guaidó, los adversarios del gobierno socialista tratan de golpearlo en varios frentes, aprovechando la creciente presión de Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y gran parte de América Latina, que no reconocen el segundo mandato que inició Maduro el 10 de enero.

El Parlamento declaró al mandatario "usurpador" de la Presidencia, prometió "amnistía" a militares que no lo reconozcan y pidió a la comunidad internacional congelar activos y cuentas de Venezuela.

Lea también: Grupo de militares venezolanos no reconoce a Maduro como presidente 

Como parte de su hoja de ruta, Guaidó llamó a manifestaciones el 23 de enero en respaldo a un "gobierno de transición", ante lo que el oficialismo convocó una contramarcha. Será el primer gran pulso en la calle tras las violentas protestas que dejaron unos 125 muertos entre abril y agosto de 2017.  

Ingeniero de 35 años de edad, Guaidó, quien tomó la jefatura legislativa el 5 de enero, dio un paso al frente el pasado viernes cuando se dijo dispuesto a liderar una transición, pidiendo apoyo popular y militar. De inmediato obtuvo respaldo de Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), quien lo llamó "presidente interino", y el aplauso de países como Estados Unidos y Brasil.

La breve detención del líder parlamentario por parte del servicio de inteligencia (Sebin) el domingo último fue interpretada por la oposición como una señal de descontrol en el aparato de seguridad y fisuras en el gobierno, que aseguró que los agentes actuaron por su cuenta. El Congreso pretende igualmente cerrarle el grifo financiero a Maduro en momentos en que el país vive la peor crisis económica de su historia reciente.

El Parlamento pidió a 46 países de América, Europa y Asia, incluidos Rusia, China y Turquía, aliados de Maduro, prohibir el manejo de fondos, cuentas y activos del Estado venezolano. Ya Estados Unidos ha advertido que podría endurecer sus sanciones contra Venezuela y su petrolera PDVSA. 

Por ahora, Washington ha prohibido a sus ciudadanos y empresas negociar nueva deuda del país y han impuesto sanciones individuales a Maduro y decenas de jerarcas oficialistas. El perfil de Guaidó se elevó con su detención. El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dialogó con él por teléfono el martes para elogiar su "valiente liderazgo" y prometió el "apoyo continuo" de Washington. Pero sus desafíos se antojan enormes con una oposición fracturada, con muchos de sus líderes en el exilio o encarcelados, y desprestigiada incluso entre una parte de sus seguidores.

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela

0:27 5:25
Fuente
LA FM