1 Jul 2018 07:36 AM

Emiratos anuncia pausa en su ofensiva en Yemen para dejar mediar a la ONU

La Organización Internacional intentará negociar la retirada de los insurgentes en la ciudad de Hodeida
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

Emiratos Árabes Unidos, implicado en la ofensiva militar contra los rebeldes hutíes atrincherados en la ciudad de Hodeida, en el oeste de Yemen, anunciaron este domingo una "pausa" para permitir que la ONU negocie la retirada de los insurgentes.

La batalla de Hodeida es la más importante después de una ofensiva de 2015 que permitió a las fuerzas gubernamentales recuperar varias regiones del sur, entre ellas Adén, que había estado bajo control de los rebeldes.

Es una ciudad de 600.000 habitantes a orillas del mar Rojo, es el principal punto de entrada de las importaciones y de la ayuda humanitaria en Yemen, un país pobre y en guerra desde 2015, un conflicto que ha dejado 10.000 muertos en tres años.

- Retirada "total" -

Tras la reunión con el emisario de la ONU, el gobierno de Yemen insistió en una retirada "total e incondicional" de los hutíes de Hodeida, una posición de firmeza que coincide con la de Emiratos.

Pero el emisario de la ONU anunció su intención de proseguir su misión. El jueves fue al sultanato de Omán donde se reunió con el negociador de los rebeldes, Mohammed Abdesalam, según la radio de Naciones Unidas.

En los próximos días Griffiths irá a Adén, donde se halla el gobierno yemení —la capital Saná sigue en manos rebeldes— para una nueva ronda de negociaciones, según el entorno del presidente Hadi.

Los hutíes se apoderaron de Hodeida en 2014.

"Reconocemos los esfuerzos del enviado especial de Naciones Unidas, Martin Griffiths, para lograr una retirada incondicional de los hutíes de la ciudad y el puerto de Hodeida. Hemos decidido observar una pausa (...) para dejar tiempo a que se explore esta opción", afirmó en Twitter Anwar Gargash, el ministro de Exteriores de Emiratos.

"Esperemos que lo consiga" añadió. El país es un pilar de la coalición anti-rebelde en Yemen, liderada por Arabia Saudita.

El anuncio se produce después de que Griffiths se reuniera con el presidente yemení, Abd Rabo Mansur Hadi, cuyas tropas combaten a los rebeldes hutíes por el control de este puerto del mar Rojo.

Hadi pide a los rebeldes que se retiren totalmente de Hodeida, escenario desde hace semanas de una ofensiva militar del gobierno yemení apoyado por la coalición árabe.

En dos semanas, los combates han causado 429 muertos en ambos bandos, según fuentes militares y médicas.

El gobierno yemení y la coalición acusan a los rebeldes yemeníes de recibir armas iraníes a través del puerto de Hodeida, algo que Irán niega.