Vacunas contra el coronavirus
AFP
21 Ene 2021 06:26 AM

EE.UU. trabaja en regreso a la OMS y se une a Covax para distribuir vacunas

El presidente publicará hoy una directiva en la que se contempla la incorporación estadounidense al programa Covax.
agenciaefe
Agencia
Efe

Estados Unidos se sumará hoy a la plataforma Covax, creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para garantizar un reparto equitativo de las vacunas contra el Covid-19 en todo el mundo, anunció la delegación estadounidense ante la Comisión Ejecutiva del organismo.

El científico Anthony Fauci, representante de la nueva Administración de Joe Biden ante el comité, aseguró que EEUU "se sumará al trabajo internacional para la pandemia, y con este motivo el presidente publicará hoy una directiva en la que se contempla la incorporación estadounidense al programa Covax".

También lea: Gobierno de Joe Biden garantiza de nuevo su apoyo financiero a la OMS

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, consideró que el regreso de Estados Unidos a la agencia, anunciado por la nueva Administración de Joe Biden, es "un gran día para este organismo, y para la salud mundial".

La cancelación de los planes de abandono de la OMS con los que amenazó el anterior gobierno de Donald Trump, junto a la anunciada incorporación de EEUU al programa Covax de distribución de vacunas, significan que "el mundo va a poder estar mejor equipado" en la lucha contra la pandemia, señaló el experto etíope.

"Estamos muy satisfechos de que Estados Unidos permanezca en esta familia", añadió Tedros, quien subrayó que el papel de ese país en la salud mundial "es realmente crucial".

Le puede interesar: Llegan a Ecuador primeras 8.000 dosis de la vacuna de Pfizer

Poco después de asumir la presidencia, Biden dictó una orden ejecutiva para evitar la salida de su país de la OMS, un proceso que inició Trump en julio del año pasado y que iba a hacerse efectivo un año después, en el mismo mes de 2021.

El nuevo presidente estadounidense notificó esta decisión en una misiva al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y al propio Tedros.