Sylvia Ramírez, coach y conferencista sobre felicidad
Sylvia Ramírez, coach y conferencista sobre felicidad
Foto tomada de su cuenta en Facebook
13 Sep 2019 06:34 AM

Emociones que matan, palabras que salvan

Entrevista con Sylvia Ramírez, coach y conferencista sobre felicidad, reconocida por Forbes como una persona influyente.

Sylvia Ramírez, coach y conferencista sobre felicidad, reconocida por su trabajo en la prestigiosa revista Forbes como una de las 20 personas más influyentes en habla hispana, asegura que “conversar tiene un poder terapéutico a todo nivel. Tanto sirve para prevenir como para actuar cuando me está pasando la situación como para curarme de una situación que ya pasó” y la clave para que el diálogo cumpla con esta función es sentir un entorno favorable al deseo de hablar de lo que sea necesario en cada persona y no ser juzgada. Algo íntimamente relacionado a la salud mental por los estigmas sociales o el tabú que rodea el reconocer muchas veces de que se tiene algún tipo de afectación. 

“Es muy importante, pensando en quien va a hablar, que distingamos entre quejarnos y decir lo que estamos sintiendo”, asegura la coach, resaltando que “no se trata de hablar por hablar ni de disparar emociones” el aprender a expresar con las palabras correctas todo aquello en nuestro interior asegura un ejercicio sano y efectivo. En pocas palabras, una cosa es decir lo que se está sintiendo y otra insultar u ofender al otro. 

Lea también: No se mate. Hable

Hablar no necesariamente debe ser un ejercicio encaminado a temas trascendentales de nuestras emociones y eso es importante aclararlo. De lo que se trata, en términos de diálogo para la salud mental, es prevenir afectaciones por callar lo que emocionalmente nos afecta. Sylvia Ramírez lo expone al asegurar que muchas veces se puede cumplir con el ejercicio de la conversación pero no con la función terapéutica. Para esto es necesaria la correcta disposición de las dos partes, el que se expresa y el que escucha. 

Para el Gobierno de Colombia, el tema ha sido clasificado y priorizado, toda vez que con su Política Nacional de Salud Mental surge como respuesta al desafío que representa para el país el hecho que la depresión sea la segunda causa de enfermedad –siendo el trastorno más frecuente en adolescentes, jóvenes y adultos, principalmente entre las mujeres-, así como al incremento en las tasas de suicidio y de intento de suicidio. 

El diálogo hace parte esencial de la Política Nacional de Salud Mental particularmente en su primer punto referente a la promoción de la convivencia y la salud mental en los entornos. Está como protagonista de nuestras relaciones y del fortalecimiento de los vínculos como sociedad.  

Sylvia Ramírez, coach y conferencista sobre felicidad

0:27 5:25
Fuente
Lewis Acuña, editor internacional de LA FM