El humorista Camilo Sánchez, quien padece síndrome de tourette.
El humorista Camilo Sánchez, quien padece síndrome de tourette.
Instagram
2 Ene 2020 04:11 PM

Camilo Sánchez, el hombre del tourette que no tiembla para burlarse de sí mismo

Este joven contó la historia de su rara enfermedad y cómo le ha hecho el quite a sus problemas.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Son varios los comediantes y humoristas que se burlan de sí mismos. En algunas ocasiones, varios han hecho mofas a propósito de algún tipo de enfermedad que pueden padecer. Así ha sucedido por ejemplo en el caso de Camilo Sánchez, un joven que padece síndrome de tourette

Sánchez, con total naturalidad, en sus presentaciones –la mayoría en stand up comedy– ha sabido sacarle provecho a esa difícil condición de salud. 

Y es que esa rara enfermedad neurológica, que lo lleva a hacer movimientos involuntarios todo el tiempo, ha dado para que él convirtiera esta situación en su mejor inspiración para sus shows. 

Tengo tourette hace tres años porque, aunque tenía la enfermedad hace años, no lo sabía y ni siquiera sabía que se llamaba así... creo que aparentemente ni los doctores sabían del tema”, contó. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

???

Una publicación compartida por Camilo Sánchez (@dejemequieto) el 9 de Dic de 2019 a las 3:22 PST

Los primeros síntomas de la enfermedad aparecieron cuando él estaba muy pequeño. “Empezó con un tic en la nariz que luego se quitó y se pasó a los ojos. Posteriormente, el tic se trasladó a un dedo que después llegó a una pierna. Todo esto se dio principalmente en el costado derecho del cuerpo”, dijo en Cuatro Caminos de RCN. 

Aunque hoy en día Camilo le ha hecho una verdadera zancadilla al tourette, para su familia las cosas no han sido fáciles. Liliana Forero, la mamá del humorista, tuvo que recorrer un sinnúmero de consultorios médicos en busca de una respuesta. “Lo llevé cuando era pequeñito -cuando empezó el tic en la nariz- a varios consultorios donde me decían que eran mañas”, señaló. 

Tristemente, varios médicos le apuntaron a simples manías lo que tenía Camilo Sánchez al ser un niño hiperactivo e inquieto. “Yo de verdad crecí pensando que era una maña y me hicieron pelear conmigo mismo tratándome hasta de ‘estúpido’ pidiendo quedarme quieto”, dijo el propio Camilo. 

Su karma interno acabó cuando se dio cuenta de que él tenía una enfermedad poco común que lo padece apenas un 1 % de la población en el mundo, de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Con esa enfermedad lleva ya tres años tratando de controlar los movimiento repentinos e involuntarios. “La enfermedad reacciona mucho a las emociones y si estoy tranquilo casi no se manifiestan los tics, pero si hay nervios salen a flote”, admitió. 

De hecho, el tourette le ha llevado a tener dificultades en el transporte público. “Una vez en Transmilenio le pegué a un señor y el sujeto se molestó porque pensó que había sido intencional”, sostuvo.  

Pero es que también tiene trastornos obsesivos compulsivos, conocidos como TOCS, que lo llevan a tener comportamientos extraños. “Cuando saco la billetera debo revisarme muchas veces porque siento que la boté. Y aunque sepa que está ahí la revisó varias veces”, admitió.

Lo cierto es que esa fama que tiene Camilo Sánchez gracias a YouTube y varios programas de televisión también obedece a su preparación académica. Pese a que se burla del tourette, este joven tiene entre sus pergaminos el haberse graduado en producción de cine y televisión.  “Yo tenía el sueño de ser actor y pues nunca me aceptaron en una academia, creo que por el tourette”, aseguró.  

Por último, sin abandonar ese sueño, Camilo Sánchez sigue pensando en producir una película donde él mismo pueda actuar. Por ahora sigue apostándole a la risa como la mejor cura a su enfermedad.

Fuente
Sistema Integrado Digital