reficararchivocolprensalafm1.jpg
Colprensa.
23 Ene 2017 03:56 PM

Contraloría inicia el segundo capítulo del caso Reficar

Este martes la Contraloría General de la República pondrá en marcha la segunda parte del proceso de investigación por los millonarios sobrecostos en la modernización de la refinería de Cartagena.
La
Fm

Se trata de un segundo capítulo, en el cual una veintena de funcionarios del organismo de control, bajo la dirección del delegado para Minas y Energía, Ricardo Rodríguez, buscará ahondar en los contratos realizados por Ecopetrol con la firma extranjera CBI.

En el arranque de este proceso participará la plana mayor de Reficar, así como algunos funcionarios de la petrolera colombiana.

Durante la primera fase de la auditoría, adelantada por la Contraloría en 2015, se revisaron 177 subcontratos y encontró que de los US$2.879 millones de hallazgos fiscales, unos USD$943 millones (32%) corresponden a posibles irregularidades en contratación.

En cuanto al lucro cesante que se generó, que completa la totalidad del daño fiscal, la Contraloría consideró que hubo falta de planeación por parte de CB&I como experto en la construcción de plantas de refinación, para la elaboración de la ingeniería (diseños), la adquisición de bienes y la construcción.

Esta situación hizo que no ingresaran recursos al patrimonio del Estado en cabeza de Reficar, por valor de USD$1.936 millones de dólares.

El escándalo de Reficar se centra en los millonarios sobrecostos develados en el proceso de construcción y modernización de la Refinería de Cartagena, que superó los 8 mil millones de dólares.

De acuerdo con la Contraloría, el valor total de Reficar equivale a 1,5 veces la ampliación del Canal de Panamá y 1,15 veces lo que se estima costaría el Metro de Bogotá.

Según señaló el organismo de control, se presentó un presunto daño fiscal de 2.879 millones de dólares, equivalentes a $8.5 billones de pesos, sobre la puesta en marcha y ejecución del proyecto de la Refinería de Cartagena, Reficar.

Así mismo, la sociedad colombiana, por intermedio de Ecopetrol –garante final del proyecto, está endeudada hasta el 2046, fecha a la que llegan los compromisos financieros.

Reficar hoy tiene una deuda por USD$1.657 millones con la filial de Ecopetrol denominada Ecopetrol Capital AG, que tiene un patrimonio negativo (el 99% del mismo corresponde a las cuentas por cobrar a Reficar).

El proyecto tiene un valor presente negativo de USD$9.213 millones, como consecuencia de sus adiciones presupuestales y la destrucción de rentabilidad esperada. El presupuesto inicial era de USD$3,777 millones y el valor ejecutado llega a USD$8,016 millones.