11 Jun 2016 11:38 AM

La mano del boliviano Gutiérrez, segunda polémica arbitral de la Copa América

Se trata de la mano ante Chile, castigada por el árbitro estadounidense Jair Garrufo en el octavo minuto de prolongación del partido.

 

"Ha sido una vergüenza" señaló tras el encuentro el seleccionador de Bolivia, Julio César Baldivieso, mientras que el argentino Juan Antonio Pizzi, que dirige a Chile, señaló que los árbitros unas veces se equivocan a favor y otras en contra.

 

El penalti fue señalado en el octavo minuto de prolongación del choque, que estuvo interrumpido mucho tiempo porque el defensor de Bolivia, Ronald Eguino, recibió un fuerte golpe en la cabeza y fue atendido durante varios minutos sobre el terreno de juego. Arturo Vidal lo transformó en el 2-1 definitivo.

 

El balón dio en la parte alta del brazo, casi en el hombro de Gutiérrez, cuando éste se encontraba prácticamente de espaldas y la acción fue castigada por el árbitro tras la indicación de su asistente.

 

El penalti, "inventado" según Baldivieso, provocó enfrentamientos entre los integrantes de los dos banquillos y el gol de Vidal dejó a Bolivia fuera de la Copa América.

 

Hasta el momento, la Copa ha llegado a su ecuador sin apenas polémicas arbitrales, aunque antes de la suscitada tras la mano de Luis Gutiérrez, se desató otra en el encuentro entre Brasil y Ecuador del pasado sábado, al quedar abierta la discusión sobre si el balón había rebasado o no la línea de fondo en una jugada clave.

 

Fue en un lance previo a un tanto que llegó en la meta de Brasil y que el árbitro, el chileno Julio Bascuñán, no dio por válido al considerar que la pelota había rebasado la línea de fondo antes del centro que lo ocasionó.

 

A los 66 minutos de juego, el ecuatoriano Miler Bolaños centró un balón desde la izquierda que, tras dar en el poste y en el meta brasileño Alisson, se coló en la portería y que en el caso de haber subido al marcador habría sido un tanto en propia meta.

 

Bascuñán, tras observar que el asistente había levantado la bandera, decidió no dar por válida una acción que en ese momento habría supuesto una ventaja de 0-1 para Ecuador en un choque que finalmente acabó sin goles.

 

Tras la visión de las imágenes televisivas en varias ocasiones, se puede interpretar que Bolaños centró cuando la pelota no había salido completamente del terreno de juego.

 

Incluso el meta Alisson quedó abatido tras ver entrar el balón en su portería antes de darse cuenta de que el árbitro lo había anulado.

 

Bascuñán no realizó consulta alguna para adoptar su decisión tras una jugada en la que las dudas llegaron en una situación que se produjo sobre la línea de fondo, pero no entre los postes y el larguero, lugares donde está prevista la aplicación de la tecnología.

 

En el resto de los encuentros no hubo mucha polémica, aunque los jugadores uruguayos se mostraron muy críticos sobre el terreno de juego con el paraguayo Enrique Cáceres, que dirigió el México-Uruguay resuelto con ventaja mexicana por 3-1.

 

 

¿Cuál es su favorito para ganar la Copa América Centenario?

Fuente
Sistema Integrado Digital