EvertonLuizafp3.jpg
Con información de agencias
21 Feb 2017 12:54 PM

Futbolista se puso a llorar por insultos racistas en su contra

A raíz de los hechos, el estadio donde se registró el incidente fue cerrado hasta nueva orden.
La
Fm

El Partizan Belgrado condenó enérgicamente los actos racistas contra su estrella brasileña, Everton Luiz, durante el pasado fin de semana, al asegurar que el centrocampista "se ha ganado los corazones de los aficionados".

Durante el encuentro, disputado el domingo en la capital serbia, el sudamericano fue recibido con sonidos de mono por los seguidores del equipo rival Rad, informaron los medios locales. Más tarde, el partido se paró después de que algunos hinchas del Rad mostraran una pancarta insultando a Luiz. "Condenamos enérgicamente a los autores de este acto insensato", señaló el club en un comunicado de prensa en su página web. "El Partizan se siente obligado pedir disculpas a todos aquellos que han sido insultados y heridos por los cánticos racistas", durante el encuentro", añadió la nota.

...
Everton Luiz al final del partido / Foto de AFP

"Apoyamos totalmente a uno de los mejores jugadores del club, Everton, quien se ha ganado los corazones de los aficionados durante su estancia en Serbia el pasado año", aseguró el Partizan. Al final del partido, la televisión mostró a Luiz haciendo un gesto con uno de los dedos en dirección a los seguidores del Rad, lo que causó que la policía actuara para evitar que se agravara la situación. "No pude contener la lágrimas porque tuve que hacer frente a los insultos racistas desde el campo de juego durante 90 minutos", dijo Luiz. "Incluso me impactó la actitud de los jugadores adversarios en lugar de calmar la situación", prosiguió el brasileño.

El Partizan ganó el encuentro por un tanto a cero para colocarse en segundo lugar, a seis puntos del Estrella Roja Belgrado.

[caption id="attachment_31651" align="alignnone" width="414"] Everton Luiz al final del partido / Foto de AFP[/caption]

Estadio cerrado

El estadio del club de fútbol Rad de Belgrado fue cerrado forzosa y temporalmente, como castigo por los insultos racistas que un grupo de hinchas lanzaron contra el jugador brasileño Everton Luiz en un partido de la Superliga serbia el domingo pasado.

El cierre del estadio fue ordenado el lunes por el director de la Liga, Vladimir Bulatovic, y permanecerá en vigor hasta la decisión definitiva de la comisión disciplinaria de la Federación de Fútbol de Serbia (FSS).

Los insultos de los hinchas del Rad en el partido de la jornada 22 de la liga serbia, con gritos que imitaban la voz de un mono, afectaron al centrocampista brasileño hasta el punto de hacerle llorar.