Junior
Junior
Colprensa
7 Dic 2019 08:36 PM

¿Qué pasará con el Junior tras la derrota en la final?

El equipo tiburón no pudo alcanzar el tricampeonato del fútbol colombiano y debe empezar a planificar la temporada 2020.
Federico Arboleda
Federico G.
Arboleda L.
@arboledafede

Junior cerró su año con una dura derrota frente a América de Cali, sin embargo, luego de dos títulos consecutivos hay poco que reprocharle al equipo tiburón, que tuvo un semestre irregular y eso mismo reflejó en la final, en la que no mostró su mejor cara y cayó derrotado en Cali luego de un empate en Barranquilla, donde no pudo marcar diferencias frente al escarlata.

Lea también: Rangel celebró el título pero no aseguró su continuidad en América

Tras esta derrota en la final, Junior debe pensar en lo que viene en 2020, un año en el que disputará la Copa Libertadores de América y también hará parte del certamen local, en el que quiere seguir siendo protagonista como lo fue durante los últimos tres semestres, en los que llegó al partido decisivo y levantó los brazos en dos de estas ocasiones.

Uno de los puntos clave que tiene que definir Junior es si Julio Comesaña, uno de los artífices de los mencionados dos títulos, seguirá al frente de la escuadra tiburona, teniendo en cuenta que el uruguayo quiere dejar su cargo como entrenador y que podría aspirar a convertirse en gerente deportivo o acceder a un cargo en donde no tenga el peso que tiene un entrenador.

En ese sentido, la dirigencia de Junior debe analizar si le da el lugar que él está buscando o si logra retenerlo por un año más pensando en lo que viene para el club y en la importancia que ha tenido Comesaña entre los jugadores, quienes siempre le han respondido al uruguayo de la mejor manera y bajo sus órdenes alcanzan un gran rendimiento.

Le puede interesar: ¡América, campeón! Diez datos acerca del campeón del fútbol colombiano

De igual manera, Junior ya empieza a pensar qué hará en cuanto a los refuerzos, teniendo en cuenta que lo hecho por su plantel fue bueno pero también se necesitan variantes y los jugadores que llegaron al club para este semestre no pudieron aportar, en su mayoría, lo esperado tanto por cuerpo técnico como por directivos.

Teniendo en cuenta esto, todo es incertidumbre en un club que concluye un buen semestre con la única tristeza de haber caído en la final.