Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG
Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG.
AFP
30 Abr 2020 01:53 PM

Acusarán por corrupción al dueño del PSG

Nasser Al-Khelaifi estaría inmiscuido en la atribución de derechos de tv.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

Nasser Al-Khelaifi, patrón del grupo de televisión beIN Media y del club de fútbol del París SG, será juzgado en septiembre en Suiza por un asunto de corrupción ligado a la atribución de los derechos de retransmisión del Mundial de fútbol, anunció este martes la justicia helvética.

El presidente del PSG será juzgado a partir del 14 de septiembre junto al francés Jérôme Valcke, exsecretario general de la FIFA, y de una tercera persona, cuyo nombre no ha sido comunicado.

Vea también: Futuro del fútbol profesional colombiano se definirá después del 11 de mayo

Estas tres personas están acusadas de gestión desleal e instigación a la gestión desleal, falsificación de documentos y de corrupción pasiva.

Nasser Al-Khelaifi está siendo procesado por la fiscalía federal "en el contexto de la atribución de los derechos mediáticos de diferentes Copas del Mundo de fútbol y de Copas Confederaciones". El dirigente catarí ha llegado en cambio a un acuerdo amistoso con la FIFA, que retiró su denuncia contra él por corrupción.

En el mismo caso, Jérôme Valcke está acusado de "corrupción pasiva, gestión desleal múltiple y calificada y falsificación de documentos".

Al-Khelaifi y un tercer hombre, activo en el campo de los derechos deportivos pero del que la justicia suiza no da el nombre, son acusados de "instigación a la gestión desleal cometida" por el exsecretario general de la FIFA. El tercer hombre también es acusado de "corrupción activa".

Le puede interesar: Se revela fecha tentativa en que se reanudaría el fútbol colombiano

De acuerdo con la fiscalía federal suiza, Jérôme Valcke, antiguo brazo derecho de Sepp Blatter, utilizó su influencia entre 2013 y 2015 para orientar "en favor de socios mediáticos de su preferencia en los procesos de asignación de derechos televisivos, para Italia y Grecia, de varias Copas Mundiales y Copas Confederaciones de la FIFA en el período de 2018 a 2030". Según la misma fuente, Valcke obtuvo beneficios indebidos de los dos coacusados.

Tras el anuncio, los abogados de Al-Khelaifi insistieron en que "este caso es totalmente infundado" y denunciaron que "la acusación es manifiestamente artificial".