Padre e hijo han disputado un Mundial con su selección
Padre e hijo han disputado un Mundial con su selección
AFP
17 Jun 2018 09:15 PM

El legado Schmeichel, un apellido que ha sellado la portería danesa en los mundiales

Kasper Schmeichel, como su padre, cerró el arco nórdico en la cita mundialista. 
David Aponte
David
Aponte Caballero
@apontecaballero

Perú regresó a un Mundial después de 36 años, pero terminó cayendo (1-0) ante una Dinamarca que aprovechó las pocas oportunidades que generó. Los europeos tuvieron en su portero a uno de sus mayores baluartes. 

Si bien Yussuf Poulsen anotó el único gol del juego y fue una de las principales figuras del encuentro, Kasper Schmeichel merece un capítulo aparte al sacar varias opciones claras de gol e impedir el empate de los ‘incas’.

El portero del Leicester City dio total seguridad a los daneses y sacó una y otra vez balones de riesgo en su área. Incluso, contó con el factor suerte cuando Cristian Cueva, en la acción que marcó el curso del juego, desperdició una pena máxima que hubiese significado la ventaja peruana. 

Kasper, hijo de Peter, se mostró seguro y en la primera parte fue vital para mantener el cero. Durante la parte inicial aseguró un tiro de media distancia realizado por Miguel Trauco. 

Minutos después, el nórdico sacó de manera increíble un balón cruzado de André Carrillo que tenía sello de gol. 

Ya en el segundo tiempo, con Dinamarca por encima en el marcador, Kasper Schmeichel se puso el traje de héroe ante Flores. El portero sacó con una sola mano un remate franco de gol al minuto 60. 

Apenas tres minutos después, con Paolo Guerrero en cancha, la máxima estrella peruana remató de cabeza y el portero danés amansó el balón con total tranquilidad.  

Sobre el minuto 70, la figura del encuentro agarró un rebote de un centro tras un centro de Carrillo y siguió demostrando total seguridad en el área. 

El ataque peruano seguía encima de los daneses y el portero rojo seguía sacando balones. En esta oportunidad, en el primer palo, deteniendo con total tranquilidad un remate inca. 

Al final del juego, sobre el minuto 83, Kasper Schmeichel protagonizó la atajada del partido al sacar con sus piernas un impresionante  remate de Farfán que llevaba destino de gol. 

Tras su gran actuación, el portero de 31 años trajo al mundo del fútbol los recuerdos de su padre, el legendario Peter Schmeichel, al que muchos consideran el mejor arquero de los 90.

No solamente son similares en su aspecto físico sino en su recorrido. Como Peter, Kasper se ha destacado en la Premier League, donde ya se coronó campeón con el Leicester City.

Pero la historia de los Schmeichel no llegó solo hasta Inglaterra. El padre de este legado se hizo leyenda con Dinamarca al coronarse campeón de la Eurocopa de 1992, que se disputó en Suecia. 

Porteriormente, Peter sería clave en la clasificación y participación de su país en el Mundial de Francia 98. En dicha cita orbital Dinamarca llegó a cuartos de final y solo perdió con los finalistas del certamen: en primera ronda contra Francia, campeón y país anfitrión, y contra la Brasil de Ronaldo, que los eliminó del torneo.

Sin duda, la familia Schmeichel ha dejado un legado de seguridad en el arco, que ha traído grandes alegrías al fútbol danés.