El Redentor.
Centro de reclusión de menores El Redentor.
Foto: Colprensa
10 Oct 2018 11:30 AM

En caso de El Redentor vimos varias fallas de seguridad, dice ICBF

Juliana Pungiluppi se refirió al caso de abuso de fuerza que se registró en El Redentor.
Cristian
Cristian
Serrano

Juliana Pungiluppi, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), habló en La FM sobre el caso de abuso de autoridad cometido contra menores detenidos en el centro El Redentor, en Bogotá.

Lea también: Fiscalía abre investigación por presunto maltrato a menores en El Redentor 

Pungiluppi indicó que en su visita la correccional encontró que "no hay menores edad, hay personas entre 18 y 28 años",  a su vez indicó que halló varias deficiencias en materia de seguridad porque el lugar no cuenta con cantidad adecuada de policías para abarcar todo el complejo, de igual manera no hay puestos de control de metales, perros que eviten el ingreso de sustancias psicoactivas

"Los jóvenes tenían acceso a sustancias psicoactivas y a armas blancas, el operador no tenía mecanismos coercitivos para manejar la situación, esos son los protocolos que tenemos, por eso llaman a la policía cuando la situación era bastante álgida. Allí se presentó el exceso del uso de la fuerza", relató Pungiluppi.

Juliana Pungiluppi destacó que de acuerdo con la normativa, el ICBF es el supervisor de los operadores de estos centros, "la policía ofrece seguridad externa y en la parte periférica y el ente territorial la infraestructura y la dotación de estos centros". 

De igual manera la funcionaria se refirió a las advertencias que la Procuraduría había realizado sobre este centro.

"El último oficio de Procuraduría fue dirigido a la directora regional de Bogotá el 27 de Mayo, yo tomé posesión el 27 de agosto, no tenía conocimiento de ello. En el sistema de información han reportado muchos motines en este centro y que en todos casos se solicita apoyo de la policía y se normaliza la situación, pero no reportan que haya abusos", aclaró Pungiluppi.

Sin embargo Pungiluppi resaltó que el ICBF estará presta para apoyar todos los procesos de veeduría y demás que se adelanten en torno al caso que se registró en el centro El Redentor.

En cuanto al acompañamiento que el ICBF debería realizar a la familia de Cristo José Contreras, niño de cinco años de edad, que fue liberado luego de haber permanecido secuestrado durante siete días, Pungiluppi indicó que el padre del menor le indicó a la entidad que no requerían de un apoyo psicosocial.

"Hablamos con el director regional de Norte de Santander y él informó que desde un primer momento si hubo un acercamiento con el padre de Cristo José, para saber si necesitaba un acompañamiento psicosocial y él simplemente dijo que no lo necesitaba. Hay que tener en cuenta la privacidad y que sean ellos los que decidan si quieren el acompañamiento", explicó Pungiluppi.

Juliana Pungiluppi también señaló que una vez que liberado Cristo José, una vez más el ICBF ofreció su acompañamiento y el padre dijo "no, vamos simplemente a llevarlo al centro del salud para verificar cómo está su salud pero estamos bien".

"Nosotros no podemos forzar a que reciban el acompañamiento", resaltó Pungiluppi.

"Nosotros no podemos forzar a que reciban el acompañamiento", resaltó Pungiluppi.

Fuente
La FM