Oso-de-anteojos-Colprensaç.jpg
Ingimage
16 Feb 2017 04:42 AM

Reaparece oso de anteojos en el Huila después de 15 años

En una cámara trampa quedó registrada la imagen de un oso de anteojos que desde hace 15 años no era visto en tierras huilenses.
La
Fm

Los bosques del Parque Serranía de Minas, declarado una zona protegida por las autoridades ambientales, fue el epicentro de este hallazgo por los habitantes de los municipios de La Argentina, Oporapa, El Pital, Tarqui y La Plata, que se convirtieron en los guardianes de las diferentes especies naturales que hacen parte de este ecosistema en el Huila.

El hallazgo de gran valor en términos de conservación y biodiversidad para la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), permite establecer que se trata de un ejemplar adulto que se encuentra en óptimas condiciones biológicas y ecológicas.

El oso de anteojos (Tremarctos ornatus), es una especie amenazada de extinción, en la categoría Vulnerable (VU), solo existe en los Andes Tropicales, y es el único oso en América del Sur, se caracteriza por presentar manchas blancas o color crema en su rostro y pecho, de donde deriva su nombre.

Logramos detectar la presencia del oso de anteojos en el Parque Natural Regional Serranía de Minas después de muchísimos años sin tener registros oficiales”, narró Katherine Arenas, Bióloga de la CAM.

El registro se logró como resultado de la implementación de la técnica de fototrampeo, que consiste en instalar cámaras que detectan el calor que emiten los animales a su paso, captando fotografías y videos de gran valor para los estudios ecológicos; pues permiten evaluar el estado de las poblaciones y su hábitat, además proporcionan información concreta de la fauna existente en la zona.

Esta técnica ha contado con el apoyo comunitario de los pobladores de la zona, que a través de un proceso de educación ambiental protegen estas especies. Así mismo, de esta experiencia hacen parte grupos de investigación como la Fundación San Jorge de Inglaterra de Bogotá,  quienes llevan seis meses de investigación para determinar la riqueza biológica de aves y mamíferos en la zona”, explicó la Bióloga de la CAM.

En la Serranía de Minas, la CAM apoyó la conformación y el fortalecimiento del grupo de monitoreo Jardín Flotante a través de capacitaciones y el suministro de cámaras trampa, con las cuales se ha registrado la presencia de especies como el armadillo común, el guara y el borugo de montaña, y ahora realizan el primer registro de oso de anteojos en esta área protegida.