Electricaribe-Colprensa-Juan-Manuel-Cantillo.jpg
Colprensa
13 Dic 2016 01:06 PM

Precios de las facturas de Electricaribe podrían disminuir en 2017

El 15 de diciembre se cumple el primer mes de la intervención a Electricaribe.
La
Fm

El superintendente de servicios públicos domiciliarios, José Miguel Mendoza, manifestó en Cartagena que, tras la selección de las dos generadoras, Empresas Públicas de Medellín – EPM y Emgesa, para suscribir contratos bilaterales con Electricaribe para la compra y venta de energía con valores fijos, las facturas de los usuarios también podrían estabilizarse, e incluso podrían disminuir.

Mendoza explicó que es un mecanismo alternativo de compra de energía, donde Electricaribe en vez de ir a XM, encargada de administrar el mercado eléctrico colombiano, compra directamente a los generadores de energía (Hidroeléctrica o termoeléctricas), y eso es lo que asegura que la compañía pueda comprar energía a energía a precios estables, porque “ya no está expuesta a la volatilidad y la fluctuación de los valores de la bolsa”.

El superintendente destacó que no habrá razonamientos del suministro eléctrico por falta de garantías de pago a la bolsa, porque Electricaribe tiene un mecanismo gracias a la intervención del Gobierno Nacional garantías por más de 470 mil millones de pesos, “tiene más que suficientes garantías para presentar a XM y evitar ese supuesto razonamiento”.

Sin embargo, las inversiones son el principal problemas de Electricaribe, el Superintendente Mendoza reconoce que para mejorar el servicio del suministro de energía tendrán que hacerse las inversiones “que permitan combatir la obsolescencia de la infraestructura de Electricaribe, para eso es el proceso de intervención, para remediar las causas que llevaron a que los costeños a recibir un mal servicio”.

El 15 de enero de 2017, cuando se cumplan dos meses de la intervención a Electricaribe, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios determinará cual será el futuro de la empresa que suministra la energía en la región Caribe, que podrían ser dos: La administración estatal o la liquidación, sin embargo si la decisión aún no es clara en ese tiempo, la Superintendencia tendrá un plazo final hasta el 15 de marzo.

El superintendente Mendoza destacó que la intervención por si sola no soluciona nada, debido a que es solo un procedimiento legal “donde podemos implementar las soluciones para que se deje de ir la luz”, y recalcó que la luz se va a seguir yendo porque la infraestructura de Electricaribe está deteriorada, y que lo que permitirá la intervención es facilitar las inversiones y planes para mejorar el servicio.

Por otra parte, hay que mencionar que cualquier medida que adopte la Superintendencia, ya sea la administración o la intervención, tardaría alrededor de 2 años, tiempo en el que se espera el suministro de energía en la región norte del país se optimo y competitivo.