Estudiante de Derecho muerta al interior de la Universidad del Atlántico
Roberto Ortega
18 Dic 2020 01:14 PM

Padre de estudiante de U. del Atlántico insiste en que su hija fue asesinada

El proceso de investigación no avanza, a pesar de que tres fiscales han sido asignados al caso.
Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr

Se conmemora un año de la muerte trágica de la estudiante de Derecho Madelayne Ortega, hecho acontecido en las instalaciones de la Universidad del Atlántico, cuando la joven cayó desde un segundo piso, hecho que se registró cuando la institución se encontraba inmersa en una jornada de protesta por parte de estudiantes del establecimiento educativo.

El día del percance, la estudiante de 17 años de edad participaba, junto con otros compañeros, de una toma a la sede centro de la universidad.

Lea aquí: Desmovilizados de Farc lanzan colección de moda creada en zonas de reincorporación

Doce meses después del hecho, es muy poco lo que se conoce sobre las circunstancias que rodearon la muerte de la joven y no se ha determinado si se produjo por efecto de un accidente, si fue un suicidio, o resultado de un homicidio.

Roberto Ortega, padre de Madelayne, en diálogo con RCN Radio, relató aspectos de lo difícil que ha sido intentar asimilar la partida de su hija, pero asegura que su hija fue asesinada.

"Nosotros estamos en pie y yo estoy firme en mi posición de que no se trató de un suicidio; a mi hija me la asesinaron y el ente competente que es la Fiscalía, es el que tiene que determinar, quiénes son los responsables y cómo fue lo ocurrido. Estamos a la espera desde hace mucho tiempo  que nos digan qué pasó, qué pasó con el celular  de mi hija, qué pasó con la persona que iba a reconstruir la zona de los hechos", indicó el padre de Madelayne.

Le puede interesar: Se cae demanda que buscaba en Corte tumbar cadena perpetua a violadores

Señaló que el proceso no avanza, a pesar de que tres fiscales han sido asignados al caso: "efectivamente, ha habido cambio de fiscales; que haya habido avances, que nos hayan notificado, cómo va el proceso, si ha avanzado o no, no tenemos certeza. Estamos tratando junto a mi abogado de tener contacto con el nuevo fiscal, pero no ha sido posible". 

La familia percibe que se ha quedado sola en la búsqueda de la verdad.

"Por parte de la universidad, ya son más de siete meses que ellos dejaron de realizar un acompañamiento; los que eran supuestos compañeros de la toma, también dejaron de tener contacto  con nosotros, muchos cambiaron su número de celular, otros se fueron de la ciudad, entonces no ha sido mucho lo que se ha podido hacer con ellos", sostuvo.

Igualmente el hombre señaló que es complicado avanzar en el día a día, en medio del dolor constante ante la ausencia de Madelayne.

"Asimilar es difícil, superar, mucho más difícil todavía; se vive todo el día con el dolor, uno se tiene que mostrar ante la gente, que uno no está  dolido, pero por dentro es distinto, no es fácil perder a mi primera hija, a mi motora, a mi futura  abogada; tratar de todos los días de sacar fuerza  y tenerla presente en todo momento", puntualizó Roberto Ortega.