Cartagena-Colprensa-1.jpg
Cartagena-Colprensa
17 Ago 2017 03:57 AM

Orines, graffitis e imprudencias viales, las afectaciones del patrimonio arquitectónico de Cartagena

El patrimonio arquitectónico de Cartagena está amenazado, en su mayoría, por actividades humanas.
La
Fm

El centro amurallado de Cartagena fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, sin embargo algunos residentes de esta ciudad no parecen valorar el tesoro con el que conviven. Solo en el cordón amurallado, algunas personas hacen sus necesidades fisiológicas en él, pintan graffitis o transitan vehículos por áreas no permitidas.

El arquitecto restaurador Mario Zapateiro Altamiranda, director de Obras de la Escuela Taller, entidad encargada de administrar las fortificaciones, señaló que hacer las necesidades fisiológicas es una actividad altamente lesiva para el patrimonio que, a su modo de ver, no tiene justificación de ninguna clase.

“La más nefasta es la que se hace en los rincones de algunas murallas que es hacer sus necesidades fisiológicas. Esto no lo hacen todo el tiempo, sino en horas nocturnas, horas donde la ciudad queda un poco sola. Es gente que lo hace de manera arbitraria le importa poco lo que hagan con el patrimonio” expresó el funcionario

Otras afecciones son de tipo mecánica o física, como fue el caso del furgón que intentó ingresar al centro histórico como la Boca Santo Domingo y que dañó parte del material pétreo de esa área, “son acciones contra la muralla por la pretensión de querer ingresar con vehículos que no tienen la proporción adecuada”

Esas estructuras coloniales son sensibles ante cualquier impacto, “porque las remueve de su sitio, los quiebres se generan por mínima lesión que le haga, les revienta el canto o le hace perder la estética de su silueta”

Otra acción vandálica que agrede al patrimonio arquitectónico son los graffitis, Zapateiro Altamiranda explica que las manchas provocadas por la pintura son difíciles de borrar y ese procedimiento puede ser nocivo porque genera desgaste a la estructura, “es lo obliga a uno a hacer un deterioro por quitar una mancha”

Para el arquitecto restaurador, el patrimonio podría estar más protegido con la entrada en vigencia del nuevo Código de policía, “estamos tomando las acciones con el código de policía que ya genera una multa sobre el tema, estamos haciendo las limpiezas, y ya la gente sabe dónde tenemos más presencia permanente”

No todo es culpa del hombre

De acuerdo con Zapateiro Altamiranda, no todas las afectaciones al patrimonio arquitectónico son causadas por el hombre porque también hay daños provocados por asuntos ambientales. En Cartagena, particularmente, el viento salino por su cercanía al mar es el principal enemigo de la estructura colonial, que acelera el deterioro.

“El viento, la lluvia, la brisa salina también influye, como saben, estamos expuestos a un frente fuerte que es el Caribe, el mar diariamente le deposita cualquier cantidad de partículas que eso va desencadenado también deterioro.”

Los baluartes Santiago, Santo Domingo, La Cruz y Santa Catalina son los más afectados por estas acciones humanas indebidas.