Menor afectado con pólvora en Galapa
Foto Cortesía
5 Nov 2020 12:57 PM

Niño resultó con serias quemaduras al manipular pólvora, en Atlántico

El niño de 8 años perdió de manera temporal la visión en su ojo izquierdo, tras explotarle un tote en su rostro.

En la previa a la llegada de las fiestas de fin de año, en el municipio de Galapa se registró el primer niño quemado con pólvora. El menor de 8 años presentó lesiones en su ojo izquierdo tras explotarle un tote cuando jugaba en las calles con otros niños. 

El caso se registró en el sector de la urbanización Villa olímpica, ubicada en el municipio de Galapa en el departamento del Atlántico.

Lea además: Un soldado herido en combates contra bandas criminales en Córdoba

En diálogo con la madre del menor aseguró que: "Yo estaba trabajando y me avisaron que a mi hijo le había explotado un tote en el ojo. Me fui para el municipio y el niño me comentó que él estaba haciendo un mandado y cuando iba para la casa, se devolvió a jugar con unos niños. Ellos estaban al frente de una tienda y tenían en su poder unos totes.

"Los estaban explotando, mi hijo vio que uno de los totes estaba apagado y pensando que no le iba a explotar, lamentablemente se lo acercó  a la cara y fue cuando explotó cerca a su ojo". 

El menor fue llevado a un centro asistencial donde le adelantaron los protocolos de atención para estos casos en una Clínica oftalmológica. El menor presentó, según el diagnóstico médico, afectación en la cornéa. 

Lea además: Mendigo ayudó a dos niños perdidos que su madre dejó por irse de fiesta

La madre del niño dijo además que: "Mi hijo al recibir la explosión perdió la visión de manera temporal en su ojo izquierdo, él me contó que no veía nada y solo una luz intensa podía percibir. Esto me preocupó mucho, sin embargo,  le mandaron unos exámenes y gracias a Dios poco a poco ha comenzado a recuperarse". 

Los familiares del menor aseguraron que el menor adquirió la pólvora, ya que la estaban vendiendo en una tienda que hay en el municipio cercano al sector de su residencia. La madre del menor puso la denuncia ante la policía y está a la espera del resultado. Ella lamentó lo sucedido y reflexionó sobre la utilización de la pólvora y lo dañino que puede ser para los niños. 

Fuente
Sistema Integrado de Información