28 Sep 2016 07:21 PM

Más de 3.300 niños de bajos recursos recibieron 'desayunos para mejores días'

La iniciativa entregó en un periodo de dos años, entre mayo de 2014 hasta mayo de 2016, cerca de 2 millones de desayunos a niños y niñas en estado de vulnerabilidad.
'Desayunos para Mejores Días', iniciativa creada por Kellogg’s hace tres años con el objetivo de alimentar a niños y niñas, y familias que viven en situación de vulnerabilidad por medio de programas de desayunos y donación de cereales y snacks, se unió en el 2014 a la causa de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO) al tiempo que se sumaron otras empresas responsables del país. Juntos presentaron recientemente resultados de su gestión en los dos primeros años de ejecución del programa Desayunos Saludables, dejando un balance positivo y alentador para la mejora de las condiciones de la primera alimentación del día en la niñez colombiana.
 
El informe entregado incluye las acciones ejecutadas desde mayo de 2014 hasta mayo de 2016, donde se indica que más de 3.400 niños fueron beneficiados con el programa. Esta ‘primera ola’ de la iniciativa contra el hambre en los menores de edad, ha entregado cerca de 2 millones de desayunos, a través de 9 bancos de alimentos con presencia en Barranquilla, Cartagena, Manizales, Pereira, Ibagué, Neiva, Cúcuta, Villavicencio y Bogotá.
 
Entre los beneficiados están 44 instituciones adscritas a los bancos de alimentos ubicados en las 9 ciudades participantes. El aporte ha alcanzado más de 2,3 toneladas de cereales al mes para la nutrición infantil y el desayuno garantizado para los menores durante 24 días al mes, los 12 meses del año.
 
El poder del desayuno:
 
La estrategia social busca que los niños puedan recibir alimentos que contribuyan a su desarrollo desde la primera comida del día, de esta manera se puede proporcionar la energía y los nutrientes necesarios para que tengan un desarrollo físico y mental acorde con su edad.
 
El desayuno es la comida más importante del día, tener ausencia de éste, evita que el organismo ejecute acciones eficientemente, afectando la atención en sus funciones intelectuales como el aprendizaje y la memoria”, así lo destacó Atalía Ortiz, gerente de Responsabilidad Corporativa de Kellogg’s en Latinoamérica.
 
Por su parte, Ana Catalina Suárez, directora de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, indicó que la falta del desayuno genera agotamiento en los niños afectando su desarrollo físico e intelectual. “El 13,2% de los niños del país presenta desnutrición crónica, lo que implica un retraso en talla de acuerdo a la edad que tienen. Es una pena cuando anualmente 9,76 millones de toneladas de alimentos se tiran a la basura”, concluyó.
 
Lo que viene
 
La ‘Segunda Ola’ de Desayunos Saludables, que inició en junio de este año, mantendrá el beneficio a 3.400 niños y niñas y aumentará el número de fundaciones que recibirán el aporte, de 44 a 55, pertenecientes a las 9 ciudades donde anteriormente tuvo presencia.
Fuente
Sistema Integrado Digital