Confinamientos en Chocó por combates.
Confinamientos en Chocó por combates entre Clan del Golfo y ELN.
Cortesía.
26 Abr 2019 10:08 AM

Indígenas de Chocó, escudos humanos en enfrentamiento entre Clan del Golfo y ELN

Estas dos estructuras ilegales libran combates por el control de los corredores del narcotráfico.   
Ana María Londoño Ortiz
Ana María
Londoño Ortiz
@anamalortiz

Desde el pasado martes, integrantes del Clan del Golfo se tomaron el resguardo indígena Cedral, ubicado en el municipio chocoano de Juradó. Según las denuncias de la comunidad, los ilegales pretenden usarlos como escudos humanos en el enfrentamiento armado que sostienen con el ELN. 
 
Antonio Yesid Machado, secretario de Gobierno de Chocó, manifestó que por lo menos 400 personas están en riesgo y no se pueden desplazar porque temen quedar en medio del fuego cruzado, en la lucha que libran estas dos estructuras ilegales por el control de los corredores del narcotráfico. 

Lea también: ONU denuncia que 3.000 personas están en medio de combates en Chocó
 
Bojayá, Riosucio, Carmen del Darién y Juradó son algunos de los municipios chocoanos que desde inicio del año han tenido que defenderse de los actores ilegales que pretenden a toda costa adueñarse del territorio. 

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, quien estuvo en Chocó, confirmó que la cifra de personas confinadas ascendió a 8 mil, entre ellas, niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Negret Mosquera reconoció que los esfuerzos del Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas no han sido suficientes para brindar seguridad a las comunidades. Los menores de edad siguen siendo reclutados y los comerciantes y transportadores, deben pagar extorsiones a estos grupos.
 
La situación es tan crítica que ni los organismos de ayuda humanitaria tienen garantías para entrar a los resguardos y entregar los suministros de alimentos y medicinas para estas comunidades.  

Vea también: Ejército evitó atentado del Clan del Golfo en Riosucio.

Hasta el momento se tiene registro de diez indígenas muertos durante este año en estos municipios azotados por los grupos criminales, nueve niños por complicaciones asociadas a la malaria y el paludismo que no se pudieron desplazar a centros médicos y Aquileito Mecheche, líder de la comunidad Jagual de Riosucio, que fue asesinado hace dos semanas por presuntos integrantes del Clan del Golfo.