De-la-Calle-LAFm-delegación-de-paz.jpg
Oficial
12 Nov 2016 02:36 PM

Gobierno: se atendió la mayoría de las propuestas formuladas por promotores del 'no'

Humberto De La Calle, jefe del equipo negociador, aclaró que el acuerdo no se incorporará a la Constitución Política.
La
Fm

Luego de largas jornadas de discusión de las propuestas de los voceros del 'no' en La Habana, entre el Gobierno y las Farc, se llegó a un nuevo acuerdo entre las partes, atendiendo la mayoría de las observaciones de quienes lideraron el 'no' en el Plebiscito.

El jefe negociador del proceso de paz en La Habana, Humberto De La Calle, manifestó que se eliminó la idea de incorporar el Acuerdo a la Constitución Política y al llamado bloque de constitucionalidad.

En el punto sobre justicia transicional, quizá uno de los más discutidos en las nuevas reuniones de negociación, se acordó que se precisaron de manera concreta las características y mecanismos de la restricción efectiva de la libertad. “En efecto, se fijaron los espacios territoriales específicos para el cumplimiento de las sanciones con un tamaño máximo a las zonas veredales”, manifestó Humberto De La Calle.

“Por iniciativa de algunos opositores, se aceptó que mientras entra en funcionamiento la JEP, las acciones reparadoras debidamente verificadas, pueden ser descontadas de la sanción que se imponga”, indicó el jefe negociador del Gobierno en La Habana.

Se estableció también que la revisión de la tutela contra decisiones de la Jurisdicción Especial quedará en cabeza de la Corte Constitucional.

Sobre el enfoque de género, De La Calle aseguró que significa el reconocimiento de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y de las circunstancias especiales de cada uno. Supone reconocer que el conflicto ha impactado de manera diferenciada a la mujer y que, en consecuencia, se requieren acciones distintas y específicas para restablecer sus derechos”.

Este nuevo acuerdo incluye también un principio de respeto a la igualdad y no discriminación, que implica que toda persona, independientemente de su sexo, edad, creencias religiosas, opiniones, identidad étnica, pertenencia a la población LGBTI, o cualquier otra razón, tiene derecho a disfrutar de todos los derechos.

Se aclara también que ningún contenido del Acuerdo Final se entenderá o interpretará como la negación, restricción o menoscabo de los derechos de las personas.

Humberto De La Calle manifestó que, con humildad, reconoce que este acuerdo es mejor que el anterior porque resuelve varias de las críticas e insatisfacciones de los que votaron negativamente en el Plebiscito. “Su aceptación no va a ser unánime. Como tampoco lo fue en el primer acuerdo”, afirmó en su intervención en La Habana.

De la Calle envió un mensaje a quienes votaron por el 'sí' el pasado dos de octubre, “a los otros seis millones de votos que nos acompañaron en la refrendación del acuerdo, quiero decirles que los ajustes y precisiones que hemos realizado, no sacrifican las convicciones que le dieron forma al primer acuerdo. No cancelamos la ilusión”, aseguró Huberto De La Calle Lombana.