Choque en hospital de Santa Marta
captura de video
13 Mayo 2020 09:45 AM

Escandaloso choque entre gobernador del Magdalena y Supersalud, por intervención de hospital

El gobernador Caicedo se quitó el tapabocas y responsabilizó a la Supersalud de lo que pueda pasar con la pandemia en esta región.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

Un airado choque se presentó el martes en Santa Marta cuando la Superintendencia de Salud, en cabeza de Fabio Aristizábal, hizo presencia en el hospital Julio Méndez, para realizar, junto a una comisión especial, una intervención tras determinar que el centro asistencial representa un peligro para los pacientes que allí se atienden.

Sin embargo, en medio del procedimiento se presentó el gobernador, Carlos Caicedo, quien visiblemente alterado comenzó a reclamar la decisión de la Superintendencia.

Lea aquí: Descubren 'fiesta Covid' en una vivienda en Cali

La situación en el hospital fue subiendo de tono pese a que en un principio inició como una conversación en la que el gobernador cuestionó al Superintendente porque "durante los cinco años que ha sabido que este hospital es un foco de corrupción y malos manejos en manos de los clanes, y respaldado por los parlamentarios, no hacían nada".

Caicedo increpó al funcionario Aristizábal, con reclamos que generaron cruce de palabras, tal y como quedó registrado en videos que se han viralizado por redes sociales.

El momento desató una discusión en la que Caicedo rechazó que no se le hubiese notificado sobre la intervención, a lo que Aristizábal le contestó que las intervenciones no pueden ser notificadas.

Cuando el funcionario intentó continuar con el procedimiento, el gobernador le dijo en un tono más alto "Yo soy el Gobernador del departamento, usted no puede venir aquí a atropellarme. Usted me escucha”. Posteriormente lanzó acusaciones insistiendo en que se trataba de una intervención "politiquera y arbitraria".  

Lea además: Director de cárcel de Villavicencio asegura que el gobierno los olvidó

Ante lo que el secretario le respondió que la intervención lo que busca es salvar la entidad de salud y no entregársela a nadie. Inmediatamente decide retirarse del lugar, mientras es perseguido por Carlos Caicedo quien no paró sus acusaciones.

El gobernador se alteró tanto que en un momento se retiró el tapabocas para responsabilizar a la Superintendencia de lo que le pueda ocurrir a sus ciudadanos frente a la pandemia “porque nos han quitado la función rectora” para la atención de la emergencia sanitaria que atraviesa el país.

Esta situación ha desatado una oleada de críticas en redes por lo que han catalogado como un bochornoso espectáculo con señalamientos de corrupción.