Juez ordenó su arresto
Foto tomada de: El Tiempo
2 Sep 2020 06:47 AM

En firme orden de arresto contra alcalde de Manizales

El fallo obedece a que se negó a reintegrar a un funcionario que había despedido.
Reinel
Llano Escobar
@ReinelLlanoE

El Juzgado Tercero Civil del Circuito de la capital de Caldas confirmó el arresto y una multa para el alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín y su secretario de Servicios Administrativos, Jhon  Alexánder  Alzate  Quiceno, por un incidente de desacato a una tutela presentada por un funcionario de la Administración, quien habría sido despedido injustificadamente.

La tutela fue presentada por Marino Morales Giraldo, quien manifestó que fue retirado de su cargo en la Secretaría de Planeación de la Alcaldía y que, en consecuencia, le habían violado los derechos fundamentales a la estabilidad laboral reforzada, es decir, el derecho de todo trabajador a no ser despedido, en razón de una situación de vulnerabilidad, al mínimo vital y a la seguridad social.

Lea aquí: Persecución policial en vías de Cundinamarca deja una persona muerta

El juez Geovany Paz Meza confirmó la decisión que había tomado el Juzgado Primero de Ejecución Civil Municipal, de ordenar un arresto de tres días para ambos funcionarios que deberán cumplir en el Comando de la Policía y a pagar una multa de 2 millones 600 mil pesos cada uno.

En el fallo de primera instancia, el Juzgado Primero de Ejecución Civil Municipal había considerado lo siguiente:

"El Municipio de Manizales, a la fecha, no ha dado cumplimiento al fallo de tutela de primera instancia proferida por este despacho el 04 de Mayo de 2020, vulnerando de esta manera los derechos constitucionales fundamentales al señor Marino Morales Giraldo ya que no han cumplido con su reubicación".

Sostuvo que si bien es cierto que a Morales le fue terminado su vínculo contractual con la Alcaldía, en razón a la convocatoria pública No 691 centro oriente, hecha por la Comisión Nacional del Servicio Civil (CNSC) para proveer cargos en vacancia definitiva de la Alcaldía de Manizales, también lo es que a Morales Giraldo le fue tutelado el derecho fundamental a la estabilidad laboral reforzada, al mínimo vital y seguridad social; con lo cual, era labor de la Alcaldía municipal, adelantar las acciones tendientes para su reubicación, pero nada ha hecho en ese sentido.

Hizo notar el juez que la aceptación de la no reubicación, fue expuesta por la Alcaldía de Manizales, precisando que está en la imposibilidad jurídica de acatar el fallo de tutela, “dado que no se tienen los cargos vacantes de técnico operativo Código 313, Grado 06 para vincular al señor Morales Giraldo”, es decir, que en la actualidad dentro de la planta de personal del Municipio no existe disponibilidad de vacantes para nombrarlo en un cargo con esas específicas características.

Leer más: Fuerte incendio consumió más de diez buses en Malambo, Atlántico

"Sin embargo, no puede pasarse por alto, como lo pretende hacer la Administración, que la orden de tutela no circunscribió, ni limitó su reubicación a la existencia de una vacante, en un cargo idéntico en el que se encontraba laborando el señor Marino Morales, al momento de su desvinculación, sino que ordenó reubicarlo de manera inmediata a la existencia de una vacante en un cargo “de similares características y remuneración” al que ocupaba", dijo el juzgado en esa primera instancia.

Antedecentes

Por su parte, la Alcaldía de Manizales se había referido a ese fallo de un juzgado que ordena el arresto de tres días para el alcalde Carlos Mario Marín y su secretario de Servicios Administrativos, Jhon Alexánder Alzate, por negarse a reintegrar a un funcionario  y había aclarado  que esa sentencia no estaba en firme.

Daniel Quiceno, secretario Jurídico, anunció en su momento que promovería una solicitud de nulidad de ese fallo, al argumentar que el funcionario no fue despedido durante la pandemia y que además perdió el concurso de méritos de la Comisión Nacional del Servicio Civil.

Sin embargo, en el fallo de segunda instancia proferido en las últimas horas por el Juzgado Tercero Civil del Circuito, rechazó de plano la solicitud de nulidad formulada por el municipio de Manizales, frente al auto mediante el cual se negó el decreto de la prueba testimonial solicitada.

El juez  Geovany Paz Meza consideró que tanto el Alcalde como el Secretario de Servicios Administrativos, no obstante haberles garantizado el debido proceso, con un requerimiento previo en virtud de los cargos que ostentan y se propendió por garantizarles su derecho a la defensa, al serles notificadas todas las actuaciones surtidas dentro del respectivo trámite y darles un tiempo prudente para los argumentos del caso, optaron por no dar cumplimiento a la orden dada por el Juzgado Primero de Ejecución Civil Municipal de Manizales.

Le puede interesar: Graves emergencias en Medellín por fuertes aguaceros

Así las cosas, en su resuelve, el Juzgado Tercero Civil del Circuito, falló:

  1. Rechazar de plano la solicitud de nulidad formulada por el municipio de Manizales frente al auto mediante el cual se negó el decreto de una prueba testimonial solicitada de conformidad ya que no era obligación del despacho decretar y practicar esa prueba, pues la información que iba a ser recaudada mediante el testimonio, podría ser suministrada dentro las respuestas que fueran presentadas dentro del trámite incidental, es decir, las razones por las cuales el municipio no ha reubicado al señor Marino Morales en un cargo similar al que desempeñaba y por tanto, no podría hablarse de una vulneración al derecho de ejercer una defensa y contradicción.
  2. No es procedente la solicitud de nulidad, ya que la Alcaldía tenía la posibilidad de recurrir el auto mediante el cual se negó el decreto de la prueba, pero dicha actuación no fue presentada.
  3. Confirmar el auto del 24 de agosto proferido por el Juzgado Primero de Ejecución Civil Municipal, en el incidente de desacato promovido por el señor Marino Morales Giraldo en contra del municipio por medio del cual se imponen unas sanciones pecuniarias y un arresto a los señores Carlos Mario Marín y Jhon Alexánder Alzate Quiceno por incurrir en desacato a la sentencia del 4 de mayo anterior.
  4. Aclara el Juzgado que las sanciones no los exime del cumpliento de la orden, es decir, reubicar al funcionario en un puesto igual o de similares características.       

                                                                                                                                                                                     

Por su parte, la Alcaldía anunció en un comunicado de prensa que acatará la decisión, no obstante que considera injusto ese arresto como quiera que Marino Morales Giraldo, perdió el concurso de méritos promovido por la Comisión Nacional del Servicio.

 

Fuente
Sistema Integrado de Información