UCI Cerrada
Suministrada: Gobernación de Risaralda.
20 Feb 2021 04:10 PM

Descenso de contagios en el Valle permite que alerta hospitalaria baje a amarilla

En el departamento se presenta un promedio diario de 500 casos de contagio y de 20 defunciones.
Diana Marcela Villegas
Diana Marcela
Villegas
@machevillegas

Después de tres meses en alerta roja y naranja en el Valle del Cauca por los crecimientos de casos de covid-19 y la alta ocupación de camas de Unidad de Cuidados Intensivos, las autoridades de salud bajaron la alerta en la red hospitalaria a amarilla, ya que los casos positivos han descendido considerablemente y se han empezado descongestionar las salas de urgencia.

Así se decidió tras una reunión con la Mesa de Especialistas Médicos, en la que fue analizado el comportamiento del virus en el departamento.

Mire acá: Segundo lote de vacunas contra Covid-19 llega a Colombia, con dosis de Sinovac

Actualmente, en el departamento se presenta un promedio diario de 500 casos de contagio y de 20 defunciones, lo que permite proceder también con la programación quirúrgica de forma gradual.

“Hemos bajado en mutuo acuerdo la alerta hospitalaria a amarilla, lo que significa que se puede reactivar toda la actividad quirúrgica que está pendiente con la sola recomendación de que los médicos, en compañía de sus anestesiólogos, den continuidad a las exitosas medidas de autocontención, se prioricen los pacientes que más requieran cirugía y se garantice reserva de cama de UCI cuando este indicada en el postoperatorio”, explicó María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle.

Lea también: "Se entendió mal": diario italiano defiende titular de 'Colombia de narcos'

El departamento, actualmente, tiene una ocupación inferior al 75% de camas, por lo que se tiene la posibilidad de tener un manejo epidemiológico de la pandemia y la continuidad de esta situación con un número elevado de casos, que probablemente lleve a una meseta en la curva epidemiológica, con mucha facilidad de control y de atención a los pacientes.

Se espera que con esta decisión se pueda dinamizar la economía del departamento ya que “el disminuir la alerta y facilitar la actividad quirúrgica incidirá también en forma positiva en las finanzas de nuestras clínicas y nuestros médicos, y será una tranquilidad para los pacientes saber que sus cirugías que hemos tenido aplazadas a consecuencia de la pandemia podrán programarse prontamente”, agregó la funcionaria.