Por riesgo de colapso, la estructura debe ser evacuada completamente hoy.
Los comerciantes insisten que se trata de intereses particulares de la administración municipal en destinar el predio para la construcción de viviendas.
Cortesía: Guardianes Antioquia
13 Nov 2018 09:57 AM

Desalojan plaza de mercado en Bello, Antioquia, en medio de disturbios

La estructura tiene riesgo inminente de colapso y fallas en el cableado eléctrico.
Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe

La notificación de desalojo de la plaza de mercado de Bello, Norte del Valle de Aburrá, se cumplió en medio de disturbios entre los comerciantes y la Fuerza Pública.

La estructura tiene riesgo inminente de colapso y fallas en el cableado eléctrico, razón por la que los 132 locales deben ser evacuados completamente.

La secretaria de Gobierno, Adriana Salas Moreno, confirmó que las condiciones de vulnerabilidad de la plaza de mercado son altas y por eso debe ser demolido. Aclaró que con anterioridad se había adelantado un censo de los trabajadores para verificar quiénes tienen derecho a una indemnización económica.

Explicó que "lo más importante es salvaguardar la vida y teniendo en cuenta que el techo podría colapsar en cualquier momento, el desalojo debe completarse hoy". Sin embargo, dicha labor se han complicado por los disturbios que lograron alterar el orden público.

En la zona, algunos comerciantes manifestaron que, pese a que sabían que la Alcaldía adelantaba dichos estudios, no les notificaron que este martes serían evacuados y menos que la Plaza de Mercado sería demolida. Aseguran que llevan más de 40 años viviendo de sus negocios, de la venta de frutas y legumbres, que hoy, deberán botar. Además, insisten en que no les permitieron recoger sus enseres.  

Según la Alcaldía de Bello, el proceso no se notificó pero sí se comunicó momentos previos al procedimiento, toda vez que la actuación es inmediata, según lo estipulado en la norma.

Los trabajos de desalojo continuarán durante el día de este martes, pues mañana la Plaza de Mercado no podrá prestar sus servicios al público. Mientras tanto, los comerciantes insisten que se trata de intereses particulares de la administración municipal en destinar el predio para la construcción de viviendas.