Imagen de referencia.
Archivo.
6 Ago 2020 08:36 PM

Denuncian posible negligencia tras muerte de bebé en Tunja

Al parecer, la encargada de la toma de temperatura de la EPS no permitió el ingreso del menor que presentaba dificultad para respirar.
Paola
Márquez Sanabria
@Paomafe01

Más de tres horas tardó el recorrido de Yazmín Pulido con su bebé de seis meses y Harvey Malagón, tío político del menor, buscando atención médica del niño quien presentaba dificultad al respirar.

El calvario de la familia tunjana inició cuando, en horas de la mañana, la madre del niño se percató del mal estado de salud que presentaba el menor tras manifestar ahogamiento o falta de aire.

Al percatarse de la situación, Yazmín decidió acudir a la EPS Sanitas, ubicada en el barrio La María de Tunja en donde, al llegar y según lo dicho el Harvey Malagón, la persona encargada de tomar la temperatura a la entrada de la EPS, se negó a darle el ingreso, indicándole que podría darles una cita virtual para el sábado 8 de agosto.

Ante la respuesta de la mujer y luego de observar que el niño continuaba con dificultad para respirar, se dirigieron a otro centro hospitalario, ubicado a 20 minutos de allí, donde pidieron cita particular con pediatría pero allí se aduce que solo laboran en determinados horarios.

Suplicamos a la encargada del ingreso de la EPS que nos dejara entrar para que un médico valorara al niño pero ella se limitó a tomar la temperatura y nos indicó que nos fuéramos para la casa sugiriéndonos cita virtual para el sábado”, relató Malagón.

Le puede interesar: Mujer cayó del piso 11 de un edifico en Cartagena

Finalmente y ante la evidente gravedad del menor, deciden trasladarlo al  Hospital Local de Tunja en donde al llegar se le brinda reanimación con intentos fallidos, pues el bebé pierde sus signos vitales, en medio de su recorrido por las instituciones que no le prestaron el servicio.

"Estábamos muy angustiados porque notábamos al bebé empeorar y por eso fuimos a pedir una cita con el pediatra a un centro de especialistas; sin embargo, allí nos dijeron que no había ningún médico disponible”, puntualizó el familiar del menor.

A esta hora, la familia del niño de seis meses espera el acta de defunción, pues según lo manifestado por el tío político, el bebé no presentaba antecedentes ni se encontraba enfermo, antes de presentar los síntomas descritos.

"Si mi sobrino hubiera sido valorado desde  un primer momento en la EPS Sanitas, si hubiéramos podido entrar, seguramente hoy el niño no estaría muerto”, finalizó Malagón.

Lea también: Número de venezolanos en Colombia sigue bajando

Ante el hecho, el Secretario de Salud de Boyacá, Jairo Mauricio Santoyo, indicó que se abrirá la investigación respectiva para determinar las responsabilidades de este hecho que hoy enluta a esta familia tunjana.

Fuente
Sistema Integrado de Información