pandilleroschocolafm.jpg
Foto suministrada Alcaldía de Quibdó
23 Nov 2017 10:00 AM

Denuncian poca ayuda para el proceso de paz con 780 pandilleros de Quibdó

La Alcaldía espera que la Presidencia se vincule con empleo y asesoría jurídica.
La
Fm

De la alegría a la preocupación pasaron las autoridades de Quibdó por el limbo en que se encuentra el proceso de paz que se firmó en septiembre pasado, con el que se busca que cerca de 780 jóvenes abandonen las temidas pandillas que controlan la extorsión, los atracos y la venta de drogas en algunas zonas de la capital del Chocó.

El alcalde de Quibdó, Isaías Chalá, explicó que la ciudad no tiene ni los recursos económicos ni la experiencia necesaria para mantener un proceso de paz de esta magnitud, del cual no se tienen precedentes en la región.

Por eso, sigue insistiendo al Gobierno nacional para que se vincule con ofertas de empleo y orientación en temas jurídicos, antes de que los jóvenes pierdan interés de mantenerse en el proceso de paz.

"Necesitamos una dinámica que permita acelerar el proceso de paz, nosotros queremos que desde la estructura del Estado den estrategias para continuar adelante. Nosotros no tenemos recursos para mantener el proceso ni la experiencia para estructurar un proyecto de esta naturaleza".

Según el mandatario, es necesario acelerar el proceso de paz para que los jóvenes encuentren un empleo y una oferta educativa, y evitar así que sigan delinquiendo en una de las regiones más pobres del país.

Aunque ha sostenido dos reuniones en la Presidencia de la República para gestionar ayuda, la Alcaldía sigue sola al frente de uno de los acuerdos más importantes para estabilizar la paz en Chocó.

A finales de septiembre de este año, el alcalde de Quibdó y el líder de las pandillas firmaron el acuerdo de paz, en un evento apoyado por la Iglesia Católica.

Días anteriores, el obispo Juan Carlos Barreto había asegurado que la ciudad afrontaba "ríos de sangre", principalmente, por las pocas oportunidades de empleo para los jóvenes.