defensoriachoco.jpg
Foto de la Defensoría del Pueblo
11 Feb 2017 03:15 AM

Defensoría advierte sobre riesgo de desplazamiento de 500 personas en Valle y Chocó

De acuerdo con el organismo, a la crisis se suma que sus habitantes no salen a buscar alimento o cazar, por temor a que haya explosivos.

La Defensoría del Pueblo le pidió de nuevo a las Fuerzas Armadas y a las autoridades municipales y departamentales tomar cartas en el asunto, ante el reisgo de un desplazamiento masivo en zonas rurales de Buenaventura (Valle del Cauca) y Litoral del San Juan (Chocó).

En total, serían 500 las personas que podrían ser objeto de desplazamiento forzado en estas regiones. Según el organismo, "desde el pasado 8 de enero la comunidad afro de Palestina (al menos 164 personas), en el municipio de Litoral del San Juan (Chocó), está confinada debido a la explosión de tres minas antipersona".

La Defensoría señaló que la situación de estas personas se ha agravado porque el camino a la bocatoma del acueducto estaría minado y debido a que no pueden llegar al sitio, se han quedado sin agua. A esto se suma que no salen a buscar alimento o cazar, por temor a que haya más explosivos.

"Otra comunidad en peligro es la del Cabildo Indígena Valledupar del pueblo Wounaan, ubicada sobre el río San Juan (Buenaventura). Desde el pasado 7 de enero no se movilizan de sus territorios por lo menos 83 personas, debido a la presencia de hombres armados, vestidos de camuflado y en un sitio habitual de cultivo. En la actualidad sufren por escasez de alimentos", informó el organismo.

Advirtió además que "es latente", el riesgo de desplazamientos masivos de comunidades afrocolombianas e indígenas asentadas en las cuencas de los ríos Calima y San Juan, debido a la presencia de hombres armados que han intimidado a la comunidad.

Los reportes también dan cuenta de grupos armados ilegales "que intimidan a la comunidad en Buenavista (Chocó) y en las veredas El Guadual (64 personas confinadas) y La Colonia (Buenaventura)", reportó la Defensoría. En esta última región se trata de la guerrilla del ELN, que convoca a reuniones y pega panfletos en las casas, denunció el organismo.