hidroituangolafm-colprensa.jpg
21 Mayo 2018 06:25 AM

Crisis en Hidroituango y temporada invernal afectan cultivos en Bolívar

Los cultivos de maíz son, por ahora, las plantaciones más afectadas por la creciente del Río Cauca.
Cristian
Cristian
Serrano

Los campesinos de los municipios del bajo cauca bolivarense dieron a conocer que más de 300 hectáreas de cultivos de maíz, principalmente, se han perdido debido la emergencia en Hidroituango y la temporada de lluvias, que ha incrementado los niveles del río Cauca y provocan inundaciones. Gabriel Gutiérrez, un agricultor de Achí, explicó que las plantaciones estaban en una zona baja.

“Hasta ahora ha habido pérdidas de cultivos de maíz, ante todo, porque por acá en Achí los campesinos que cultivan maíz en el mes de enero y lo siembran en las partes bajas. Prácticamente las personas que sembraron maíz lo han perdido todo porque no están ubicados en partes altas. Hicimos un balance y hay unas 300 hectáreas perdidasdijo el agricultor.

Sin embargo se salvaron, por ahora, los cultivos de arroz aunque el nerviosismo entre los campesinos persiste, “eso está bien porque la gente a penas está sembrando y los cultivos de arroz suelen estar en partes más protegidas, además no hay mucho cultivos porque llovió hasta el mes de enero y eso frenó” añadió el campesino.

Por otra parte las autoridades del departamento temen que la comunidad vulnerable no sea consciente al riesgo al que están expuestos frente a la emergencia de Hidroituango, por lo que piden acatar todas las recomendaciones, “nosotros hemos socializado y ellos están muy escépticos porque piensan que es una creciente normal” dijo Javier Nadjar, alcalde de Achí.

El panorama es similar en otras poblaciones cercanas porque “la gente cree que es normal debido a que todos los años hay una inundación, por eso estamos haciendo un trabajo de pedagogía y sensibilización, algo que nos ha costado en todas las zonas rurales, para que entiendan el riesgo en que están” explicó Álvaro Redondo, secretario de desarrollo, quién está en el Puesto de mando unificado de Bolívar.

Según las autoridades departamentales, las poblaciones del bajo cauca bolivarense disponen de 12 horas para ejecutar un plan de contingencia en caso que la represa de Hidroituango se rompa.