tierrascolombianaslafm-1-1.jpg
Colprensa
10 Mayo 2018 09:53 AM

Colombia pone en sus comunidades rurales el futuro de la gestión de tierras

El acuerdo de paz con las FARC establece las metas de formalizar 7 millones de hectáreas (ya van 1,5 millones) en diez años.

Las comunidades rurales colombianas que se sientan respaldadas serán las que exijan al próximo Gobierno mantener el actual proceso de gestión de la tierra, dijo hoy a Efe el director de la Agencia de Tierras de Colombia, Miguel Samper.

Tras una visita a autoridades italianas y técnicos de la ONU en Roma, Samper afirmó que, en sus dos años de existencia, la agencia ha otorgado 40.300 titulaciones de tierras, duplicando así el promedio de formalizaciones anuales que se hicieron en los últimos 56 años (en torno a 10.000).

Ante la primera vuelta de las presidenciales en Colombia el próximo 27 de mayo, el director apuntó que, "sea cual sea el nuevo Gobierno, si las comunidades se sienten beneficiadas y respaldadas por la agencia nacional de tierras, van a ser ellas las que exijan al próximo Ejecutivo que este proceso de gestión eficiente de la tierra no tenga reversa".

Samper reivindicó el trabajo realizado para arreglar el problema de la tierra, en el origen del conflicto armado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno colombiano en noviembre de 2016.

"La falta de información generó un caos que propició la barbarie en el país", aseguró Samper, que dijo haber contribuido a "recuperar la legitimidad del Estado en materia de tierras", que se había perdido por motivos como el control de los grupos ilegales de determinadas zonas.

Tras las últimas denuncias por supuestos malos manejos de dinero donado por la comunidad internacional para la implementación de la paz, el responsable defendió la gestión "transparente" de esa agencia, ya que "son los campesinos los que están validando la transparencia en el territorio", se publican sus actividades en internet y se ha incorporado un inspector que las controle.

También se han acortado los tiempos de formalización, reducido los costes y establecido mecanismos participativos para involucrar a los campesinos en las decisiones, ya sea formalizando terrenos o entregando suelo público a quienes no poseen suficientes tierras.

El acuerdo de paz con las FARC establece las metas de formalizar 7 millones de hectáreas (ya van 1,5 millones) en diez años y registrar 3 millones de hectáreas en un fondo de tierras para dar acceso a la tierra a los campesinos que no tengan (actualmente hay en él 250.000 hectáreas).

Samper aseguró que podrán cumplir las metas en menos tiempo si se mantiene la dinámica tras la elección del nuevo Gobierno, pero que igualmente ese trabajo "hay que hacerlo".

La agencia está trabajando para conceder derechos de uso de las tierras transmisibles de padres a hijos, con vistas a evitar el envejecimiento de la población rural, y para formalizar las tierras en las que se sustituya la coca por cultivos lícitos.

Garantizar la tenencia y la seguridad jurídica sobre la tierra hace de los campesinos "sujetos de derecho" y les permite acceder al crédito, al subsidio y al acompañamiento técnico, según el director, que recordó que el 70 % de las solicitudes de préstamos son rechazados por el Banco Agrario de Colombia por la falta de titularidad sobre la tierra.