veinte hombres del cuerpo de bomberos y defensa civil apoyan la emergencia
Estefany María Rodríguez Flórez
30 Mar 2020 09:05 PM

Aviones cisterna intentan sofocar incendio forestal en Sierra Nevada de Santa Marta

Los fuertes vientos, sumado a la época de sequía, avivan las llamas en esta zona.
Estefany María
Rodríguez Flórez
@rfperiodista

Los dos aviones cisterna al servicio de la Policía Nacional llegaron este lunes a departamento del Cesar, para apoyar las acciones contra la emergencia generada por el incendio que se registra en la sierra Nevada de Santa Marta. Las autoridades priorizan la zona donde habita la población indígena.

Los fuertes vientos, sumado a la época de sequía, avivan las llamas en esta zona. las comunidades indígenas, la flora y la fauna sufren los efectos de la conflagración que también afecta a los departamentos de Cesar y La Guajira, por su cercanía con las estribaciones de la Sierra nevada de Santa Marta.

También puede leer: Fondo de Adaptación entregó interconexión vial ‘Yatí-La Bodega’ en Bolívar

Por la topografía inclinada de la Sierra Nevada, los trabajos de extinción del incendio se dificultan en algunos picos donde, por seguridad, se han suspendido en ocasiones los vuelos.

Los dos aviones cisterna AT 802 tienen capacidad de carga de 800 galones de agua cada uno  y, desde su llegada al aeropuerto Alfonso López de Valledupar, han hecho 24 descargas a las estribaciones de la Sierra Nevada.

Más enPiden ayuda para sostener a los animales del zoológico de Cali

Las dos aeronaves continuarán trabajando para atacar los puntos mas difíciles de los incendios en la Sierra, con lo que buscamos salvar la flora y fauna y así proteger a las comunidades que allí habitan”, señaló el coronel Jesús Manuel de los Reyes, comandante de la Policía en el departamento del Cesar.

Las quemas que afectan a esta región de país se registran en dos sectores: el corregimiento de Sabana Crespo, controlado en un 80 % y, al sur, en la vereda Sábana Crespo, sofocado en un 20 %. Este último con mayor dificultad por la presencia de rocas en el foco de la conflagración.