Aeropuerto El Dorado en tiempos de coronavirus en Colombia
Inaldo Pérez –Sistema Integrado Digital
31 Ago 2020 10:52 AM

Una tutela busca vuelo humanitario para indígenas varados en Bogotá

Además, se piden mejores condiciones para esa comunidad.

La personera Distrital (e), Rosalba Cabrales Romero, presentó ante el Juzgado 32 Administrativo del Circuito de Bogotá una acción de tutela para que se ordene al Ministerio de Transporte y la Aeronáutica Civil, autorizar el vuelo humanitario a Mitú, para 38 indígenas del departamento de Vaupés. Además de siete niños que quedaron varados en la ciudad, desde de marzo, cuando empezó la cuarentena obligatoria.

El organismo pidió que se ordene a la Empresa Promotora de Salud Indígenas Mallamás y la Nueva EPS, a las que están afiliados, para que asuman los costos de traslado aéreo hacia Mitú y luego hasta sus comunidades de origen (San Francisco, Taraira, Cararú, Yurupari y Puerto Vaupés). 

Lea aquí: Bogotanos volvieron a Monserrate y a la ciclovía ante la ‘nueva normalidad’

El Ministerio Público distrital busca garantizar y proteger los derechos de la salud, vida digna, integridad física y étnica, diversidad cultural, unidad familiar, trabajo, libertad de locomoción, mínimo vital y seguridad alimenticia. Dentro de las personas varadas en la ciudad hay indígenas de las etnias cubea, desana, tucana, curripaca, macu, bara y guanana”, dijo la Personera.

De otra parte, en la tutela se solicitó al Ministerio de Salud y la Secretaría del ramo realizar, a la mayor brevedad, el traslado y reubicación provisional de los pacientes indígenas.

“Los dos albergues ubicados en la localidad de Antonio Nariño no reúnen las condiciones adecuadas ni cumplen con las medidas higiénico-sanitarias para evitar el contagio del Covid-19. Además de la realización de pruebas rápidas de detección del virus, antes de proceder a iniciar el vuelo humanitario”, se indicó.

Lea además: Sorprenden a más de 120 personas durante rumba clandestina en Chapinero

A lo anterior se suma que ninguna entidad ha emprendido acciones para resolver de fondo las solicitudes que en múltiples ocasiones han presentado los indígenas para gestionar el traslado humanitario.

“Toda vez que fueron remitidos a Bogotá, no por capricho o decisiones personales, sino en estricto cumplimiento de órdenes de sus médicos tratantes para acceder a una atención especializada, y sin justificación", apuntó.