Policías durante marchas en Bogotá
Policías durante marchas en Bogotá
Foto: Colprensa
25 Nov 2019 11:11 AM

Patrullero que perdió un ojo durante marchas: No todo puede ser agresión contra policías

Walfren Narváez dijo que los policías "también tienen familias que los esperan" y ellos solo quieren salvaguardar a los ciudadanos.
Cynthia Vargas Castillo
Cynthia
Vargas Castillo
@otraperiodista

El patrullero de la Policía Walfren Enrique Narváez, de 27 años y oriundo de Santa Marta, habló por primera vez luego de que en medio de las manifestaciones recibiera un golpe en el ojo izquierdo con una piedra, que le produjo que lo perdiera.

El uniformado, adscrito a la estación de Policía del barrio Santa Fe, indicó que ese día sólo salió a acompañar a quienes se manifestaban en el marco de este paro nacional.

“Todo tiene un pro y un contra, y una de esos es la mala utilización de las manifestaciones, no puede ser todo agresión y violencia en contra de los uniformados que salvaguardamos la integridad de la gente en la calle, día a día, arriesgándonos mientras se hacen las manifestaciones que deben ser pacíficas”, afirmó.

Siga el minuto a minuto: el país se alista para otra jornada de movilizaciones

Agregó que envía un mensaje para que se tome conciencia, “ya que así como a ustedes los esperan en sus casas, a nosotros también porque somos de carne y hueso; tenemos hijos y eso es lo que queremos que piensen antes de agredir a alguien que solo salvaguarda la seguridad de ustedes”.

El patrullero Walfren hace parte de los 246 policías que han resultado heridos en Bogotá y Cundinamarca, y que en su mayoría se encuentran recluidos en el Hospital Central de la Policía.

Vea también: Relatos de la esposa y el compañero que acompañaban al patrullero cuando fue herido en el ojo

Algunos de los uniformados presentan contusiones en sus extremidades; traumas en cara, cráneo o tabique; lesiones en las manos, rodillas o espalda, politraumatismos; hematomas e incluso uno de ellos perdió un ojo. 

Al respecto, el general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, aseguró que hasta finalizar el día de ayer, algunos uniformados tenían complejidades. “Algunos fueron atendidos durante algunos días en el centro de salud, otros se encuentran excusados del servicio ante las lesiones sufridas".

Fuente
Sistema Integrado de Información