Sanín.jpg
Facebook Carolina Sanín
15 Dic 2016 09:28 AM

Carolina Sanín, despedida de la Universidad de Los Andes

La decisión del claustro universitario habría sido a raíz de la polémica suscitada por la escritora y profesora sobre unos pronunciamientos en un grupo en Facebook llamado "Cursos y Chompos Ásperos Reloaded".
La
Fm

El anuncio fue hecho por Carolina Sanín a través de su cuenta en Facebook. Allí, la docente agradeció a los estudiantes por el apoyo que le brindaron, a pesar del bullying que recibió por parte de algunos en el grupo de dicha red social: 'Cursos Chompos Ásperos reloaded'.

"Aviso a los estudiantes de Literatura de la Universidad de Los Andes que el próximo semestre no dictaré los cursos previstos de El Quijote y Taller de Narrativa pues se me acaba de notificar de mi despido por lastimar el nombre de la Universidad, afectar la convivencia en la universidad, y dar mal ejemplo a los estudiantes. Para todos mis estudiantes, mi gratitud por su apoyo y por todo lo que aprendí de ustedes, y mi gran amor. ¡Que viva la libertad! (Y, sí, es verdad)". 

LA F.m. y RCN Radio consultaron  a la Universidad de los Andes y el área de Comunicaciones de la institución, y aseguraron que están construyendo un comunicado de prensa junto a Recursos Humanos para referirse al respecto.

En redes sociales se está invitando a un plantón este viernes 16 de diciembre en la mañana.

Cabe recordar que el pasado mes de noviembre, la docente Carolina Sanín denunció a través de Facebook cómo estaba siendo objeto de matoneo a través de un grupo en Facebook denominado "Cursos y Chompos Ásperos Reloaded", en el que participan estudiantes de la Universidad de los Andes.

En su momento, Sanín publicó en Facebook : “Me dicen que en Chompos anuncian que me van a buscar en los salones en los que doy clase, para asediarme hasta hacerme “renunciar a la universidad”. De ser cierto, claramente los defensores de Chompos no han tomado ni toman clase conmigo —por lo visto, tampoco han entendido cómo funciona una universidad—, y ya no solo quieren amedrentarme a mí sino también a mis estudiantes. Vamos a ver a dónde llegan con esa amenaza.

No voy a renunciar jamás a enseñar. Tengo detrás a Dante, a Cervantes, a Alfonso X, a don Juan Manuel (no el presidente), a García Márquez, a Francisco de Quevedo, a Santa Teresa, a San Juan de la Cruz, a Homero, a Scherezada, a Virgina Woolf, a Boccacio, a Felisberto Hernández, a Ezra Pound, a Clarice Lispector, a Margueritte Duras, a Sigmund Freud, a Thomas More, etc., etc., a todas las autoras y los autores (entre ellos un pocotón de gays) cuyas obras leo con los estudiantes. Y ellos, mis amigos, son unos súper berracos porque, además de que están todos muertos, varios llevan muchos siglos vivos. La barbarie y la estupidez contra la poesía y el pensamiento. La vida virtual contra la vida inmortal. Vamos a ver quién prevalece”.

A continuación, el comunicado de Sanín al respecto:

En ejercicio de mis derechos constitucionales, reitero aquí lo que antes dije y por lo que me expulsaron esta mañana de la Universidad de Los Andes: que en la universidad se da prelación a conseguir un título que a la educación, lo que se colige de las condiciones de las becas-préstamos, el exceso de créditos que los estudiantes deben tomar cada semestre, y la ausencia de una educación ética, que favorece la aparición de grupos como los de Chompos, más propios de una cárcel que de una universidad; que la universidad hacina estudiantes en clases demasiado numerosas y en edificios atiborrados, lo cual hace difícil la transmisión del conocimiento, y también hace que la universidad se asemeje más a una cárcel que a una universidad; que estoy en desacuerdo con el programa Ser Pilo Paga, por el cual las universidades privadas perciben dinero de todos los colombianos, que deberían estar destinados a la educación pública, que es un derecho de todos (y, nuevamente, no debe estar sujeto a la culminación de un título). La otra manifestación mía que fue causal de despido fue aquel post de Facebook de hace ya tiempo en la que lamentaba que los estudiantes jugaran cartas en el campus y les decía que prefería verlos "amamantando cachorros de plástico o robando billeteras".

Este post de Facebook, que era obviamente de cariz jocoso (pues es imposible amamantar cachorros de plástico, entre otras) y estaba en el mismo muro en el que he publicado cosas como que Muhammad Ali resucitó y se presentó a las Olimpiadas de Río, fue considerado como incitación a la violencia y violatorio de la dignidad del estudiante. Reitero entonces, también, mi derecho y el de los estudiantes al arte y a la rebeldía. Y, ahora, sin temor a perder ningún trabajo. Pues Dalia y yo lo que comemos es arroz con lentejas, que es barato.