Lanzamiento de Cohete al espacio
AFP
12 Mar 2020 08:29 AM

Lanzamiento de la segunda misión ExoMars se pospone por coronavirus

Misión ruso-europea a Marte se aplazará hasta 2022 por el virus y por dificultades técnicas
Cristian
Cristian
Serrano

La ambiciosa misión ruso-europea ExoMars, que preveía el envío de un robot al planeta rojo, se pospuso hasta 2022 debido a dificultades técnicas y a la epidemia mundial del nuevo coronavirus, anunció el jueves la agencia espacial rusa, Roskosmos.

Según un comunicado conjunto de la agencia rusa Roskosmos y de la Agencia Espacial Europea (ESA), la partida de este robot hacia Marte está programada ahora para agosto-septiembre de 2022, en lugar del verano boreal de 2020 como esta previsto inicialmente.

Los jefes de las dos agencias espaciales llegaron a la conclusión, tras una reunión, que se necesitan "nuevas pruebas de la nave espacial con los componentes y el software definitivo". 

Asimismo, "han tenido que reconocer que la fase final de ExoMars se ve comprometida por el agravamiento general de la epidemia (de covid-19) en los países europeos".

 

Según el jefe de Roskomos, Dmitri Rogozine, la decisión fue "difícil pero bien ponderada". Su motivación principal es "la necesidad de maximizar la solidez de todos los sistemas de ExoMars y las circunstancias" relacionadas con la epidemia, dijo, según el comunicado. 

La situación en Europa "prácticamente permitió a nuestros expertos visitar las industrias asociadas", explicó.

El jefe de la ESA, Jan Wörner, precisó que quiere "estar 100% seguro de que la misión tendrá éxito".

"No podemos permitir ningún margen de error. Más verificaciones garantizarán un viaje seguro y los mejores resultados científicos en Marte", afirmó.

Rusia suministra el lanzador, el módulo de descenso (con elementos europeos como los paracaídas) y la plataforma de aterrizaje para ExoMars, mientras que el robot es europeo.

Tendrá que perforar el suelo marciano y tratar de encontrar signos de vida pasada en el planeta rojo.

En agosto de 2019, la ESA ya había reconocido que persistían los problemas con el sistema de paracaídas de la misión, por lo que se temía un aplazamiento.

Fuente
AFP