Entrepierna
Entrepierna. Imagen de ilustración
La FM
2 Feb 2021 08:20 PM

Hackean cinturón de castidad para penes y piden 1.000 dólares para liberarlo

A pesar de que la víctima les giró el dinero, los delincuentes no lo liberaron, de modo que él tuvo que recurrir a medidas extremas.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Hackers lograron penetrar al sistema de un cinturón de castidad para extorsionar a un hombre y pedirle 1.000 dólares en bitcoins a cambio de liberar su pene.

Los delincuentes contactaron a Sam Summers, la víctima, a través de los mensajes de la aplicación que controla el dispositivo. Summers, según le contó al portal Vice Motherboard, pensó que su novia le estaba jugando una broma, así que la llamó a preguntarle. Ella lo negó y él notó que no podía liberarse del juguete sexual.

Cellmate
Qiui
Cellmate, el cinturón de castidad hackeado

"Empecé a mirar a la cosa. No hay forma de anularlo manualmente. Es un cinturón de castidad: supongo que no debería [tener cómo anularlo manualmente]. Sin embargo, cuando es una cosa digital como, debería tener una llave o algo. Pero obviamente no la tenía", añadió Summers.

El hombre, entonces, decidió girarles a los hackers el dinero en bitcoins demandado. Sin embargo, no liberaron su pene: por el contrario, le pidieron más plata. Ya desesperado y resignado, Summers le dijo a su novia que compraran una cizalla corta pernos para quitarse el aparato. Mejor dicho, compraron una herramienta como la que se ve a continuación:

Cizaña
ferragro.com
Cizaña

Después de varios intentos de su novia, Summers logró romper la jaula de castidad, aunque se hirió el pene con las puntas de la cizaña: "No tengo cicatriz ni nada, pero estaba sangrando y me dolía como un putas", detalló el hombre a Vice. Y por esa dolorosa forma de liberar su miembro, Summers está incapacitado y no podrá tener sexo con su pareja durante un mes, reseña el portal.

No fue el único caso

El dispositivo usado por Summers se llama Cellmate y es una especie de jaula que encierra el pene, fabricada por la firma china Qiui. Según informó el portal TechCrunch en octubre de 2020, la aplicación móvil del aparato es susceptible a que un tercero, sin mayor dificultad, ingrese y lo bloquee: "Solo porque casi cualquier 'gadget' o aplicación se pueda conectar a internet no significa que se deba hacer", dice TechCrunch.

El Cellmate tiene un compartimento que se bloquea con un anillo debajo del pene, de modo que en caso de ser hackeado, solo se puede usar una cizaña industrial para liberarse.

Vice, el pasado 11 de enero, reseñó el caso de un hombre al que le pidieron unos 750 dólares para desbloquear el aparato. Por suerte, él no lo estaba usando sobre su pene.

Fuente
Sistema Integrado Digital