Rodrigo Lara y Enrioque Peñalosa, ¿ahora enemigos políticos?
Rodrigo Lara y Enrioque Peñalosa, ¿ahora enemigos políticos?
Colprensa
31 Oct 2018 11:15 AM

Rodrigo Lara y su ataque frontal a Peñalosa

El senador arremetió por el negocio de la nueva flota de buses de Transmilenio.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Fue desde Cambio Radical que en las anteriores elecciones locales se promovió el nombre de Enrique Peñalosa para la alcaldía de Bogotá. Y es que adicional a las firmas que recolectó el hoy mandatario, ese partido le dio su guiño y respaldó en esa campaña. 

Pese a ese patrocinio para el mandatario, casi cuatro años después las cosas han cambiado sustancialmente en las relaciones de Peñalosa y los máximos líderes del partido

(Le puede interesar: Sylvia Colombo sostiene que Colombia y Brasil sí contemplan intervención a Venezuela)

Así lo evidencia el reciente mensaje que lanzó el senador Rodrigo Lara Restrepo quien consideró que el alcalde Enrique Peñalosa tiene por encima de los intereses de la ciudad, el negocio de los buses de Transmilenio. 

Ese mensaje de Lara se trata ni más ni menos de la licitación de la nueva flota de buses del sistema que muchos han considerado no tiene un criterio ambiental que lleve a salvaguardar el medioambiente de la ciudad.  

(En contexto: Licitación de nueva flota de buses de Transmilenio, ¿con criterio ambiental?)

Es aterrador, nunca había visto tanta desconsideración con su propia ciudad y sus conciudadanos por parte de un alcalde. El negocio de la venta de buses por encima de la salud de nuestros hijos y abuelos. ¿Hasta dónde va a llegar Enrique Peñalosa? Qué tristeza, qué dolor”, escribió Rodrigo Lara. 

Al respecto, fue el senador de Cambio Radical uno de los congresistas que lideró el bloque en contra del proyecto de reforma constitucional que buscaba la ampliación del periodo de los alcaldes y gobernadores, entre ellos el mismo Enrique Peñalosa

(Le puede interesar: Prensa Argentina destaca a Borré y Armani; Quintero, el lunar de River)

La defensa de Lara y los demás senadores estaba basada en que a través de leguleyadas se quería imponer una insólita tesis que pretendía llevar hasta 2022 a los actuales mandatarios locales y departamentales. Alguno opositores argumentaron que, aunque los ciudadanos eligieron a sus mandatarios por 4 años, se buscaba llevarlos por cuatro años más.  

Fuente
Sistema Integrado Digital