Cristina Arango, nueva directora de la Adres
Foto Cortesía Minsalud
14 Feb 2020 04:21 PM

Renunció Cristina Arango, directora de la Administradora de Recursos de Salud

La funcionaria presentó su carta de dimisión por motivos personales.
Diana Cabrera
Diana
Cabrera
@dianamileca

La directora de la Administradora de Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres), Cristina Arango Olaya, presentó su carta de renuncia a este cargo, al cual había llegado el pasado 3 de diciembre del 2018.

La funcionaria había manifestado su intención de dar un paso al costado por motivos personales, lo que hizo que presentara su renuncia, la cual fue aceptada en las últimas horas por el entrante ministro de Salud, Fernando Ruiz.

En este cargo quedará de forma temporal el subdirector Álvaro Rojas, quien se ha venido desempeñando como director de Liquidación y Garantías, mientras se confirma al nuevo funcionario que designe el nuevo ministro de esta cartera. 

Lea además: ‘AiHospital Contigo’, la nueva app del Ministerio de Salud

Según se pudo conocer, Cristina Arango, quien es una destacada economista con maestría en Administración Pública y Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, dijo que tiene nuevos retos por asumir por lo que dejaba este cargo en el que estuvo trabajando de la mano del Ministerio de Salud.

Dentro de sus logros se encuentran la legalización de más de $ 2,4 billones del rezago de recobros en no PBS (Plan de Beneficios en Salud), el antiguo POS. 

A partir de enero de este año, la nueva forma de realizar la auditoría será la regla general, por lo que se podrá realizar el trabajo de manera más eficiente para el país.

En 2019 realizaron cuatro auditorías que concluyeron con 1,6 millones de registros con hallazgos por alrededor de $ 93.000 millones. 

Lea tambiénColombia refuerza acciones preventivas por enfermedades respiratorias

De esta forma, se viene aplicando el debido proceso para realizar los reintegros correspondientes, y así defender los recursos públicos de la salud.

Se propuso e incluyó en el decreto-Ley Anti-Trámites una nueva forma de administrar las reclamaciones que no solo permite una atención integral al paciente, sino que genera ahorros al sistema. 

Se avanzó además en adelantar mecanismos alternativos y creativos, en busca de la sostenibilidad del sistema. 

Así, se propuso la exclusión de la tecnología Elosulfasa Alfa y se enviaron cartas a los prescriptores de Ensure y gotas oftalmológicas, entre otros, buscando mostrar la distribución de dichas prescripciones y autorregulación por parte de los médicos.

Fuente
Sistema Integrado de Información