Expresidente Álvaro Uribe
Senador Álvaro Uribe.
Foto: Colprensa
27 Ago 2018 08:00 AM

¿Proyecto de Uribe al salario mínimo es fiscalmente viable?

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, señaló la necesidad de evaluar la propuesta de Uribe sobre el aumento al salario mínimo.
Francisco Bernal
Francisco
Bernal Gutiérrez
@Pacho_Bernal

La semana pasada el senador Álvaro Uribe presentó ante el Congreso de la República el proyecto de ley a través del cual buscará un “aumento extraordinario” en el salario mínimo para los trabajadores del país.

La iniciativa, según explicó Uribe, tendrá impacto en las prestaciones sociales y en las cotizaciones a seguridad social, que van de la mano con la reducción de los impuestos a las empresas y empleadores.

“Propone que el impacto de este aumento tenga que darse en las prestaciones sociales y también en las cotizaciones de seguridad social, pero que el presidente de la República pueda definir cuáles indicadores, de aquellos que están sujetos al salario mínimo, no serán impactados por la porción de este aumento (...) , El salario mínimo es referente, jala y empuja y eso tiene un impacto general en la economía y en la remuneración”, dijo Uribe.

Sin embargo, en diálogo con RCN Radio la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, indicó que el Gobierno analiza cuál es el mecanismo real que no va en contra de la posibilidad de mejorar las condiciones salariales de los empleados en Colombia, pero que garantice que la empresas tengan un alivio financiero y no se vean afectadas.

"Hay que mirar cuál es ese mecanismo real que no vaya en contravía de la posibilidad de mejorar las condiciones salariales de los empleados, pero que además garanticen generación de empleo y sobretodo la formalización (...) Hace parte del análisis de cómo encaja esto dentro de la viabilidad fiscal del país, que se pacte desde el propio presupuesto que fue presentado por el Gobierno anterior y que está en discusión en el Congreso", indicó Gutiérrez.

La jefe de la cartera del Interior también señaló que el Presupuesto General de la Nación que presentó el anterior gobierno está desfinanciado y que por ende hay programas sociales, entre ellos Familias en Acción y de educación que requieren unas fuentes adicionales para seguir siendo impulsados.

La propuesta ha causado todo tipo de reacciones, tanto de quienes la apoyan como de quienes la califican como una acción populista. También ha provocado la ilusión de muchos colombianos de ver que podrían aumentar sus ingresos en caso de que el proyecto sea aprobado.

Sin embargo, sería recomendable no hacer cuentas alegres. Esto debido a que el articulado del proyecto de ley establece que el aumento no sería entregado a los empleados en su salario mensual.

Esto quiere decir que el salario que recibirían los trabajadores en sus cuentas bancarias seguiría siendo el mismo, y el aumento se verá reflejado en sus cesantías. De esta forma, para retirar este dinero se tendría que cumplir con los requisitos establecidos por ley para el desembolso de recursos depositados por las empresas en estos fondos.

Según el senador Álvaro Uribe, la razón de esta medida es evitar que el dinero tenga impacto en la inflación: “ese pago no entra a la corriente monetaria por el riesgo inflacionario, sino que se deposita en cuentas de cesantías de los trabajadores, después se podrá desembolsar”.