El expresidente Álvaro Uribe en la Comisión Séptima del Senado
El expresidente Álvaro Uribe
Colprensa
17 Mar 2021 02:01 PM

Porte de armas en Colombia también recibe rechazo de Álvaro Uribe

El exmandatario pide no generalizar el porte en el país y agilizar los permisos especiales.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

El Centro Democrático presentó en el Congreso de la República un proyecto de ley qué derogaría el decreto que fue prorrogado por el presidente Iván Duque para prohibir el porte de armas en el país.

Esta iniciativa busca que la ciudadanía pueda tener acceso al porte de estos elementos con salvoconducto cuando tenga problemas de seguridad y así defenderse de la criminalidad. 

Le puede interesar: Sara Sofía: por agua y aire autoridades buscan rastros de la niña en Bogotá

Esta propuesta no cayó bien en el Gobierno Nacional, que a través del alto consejero para la Seguridad, Rafael Guarín, advirtió qué el porte de armas no es un derecho que tiene la ciudadanía. 

Aunque este pronunciamiento fue rechazado por la senadora María Fernanda Cabal, coautora de este proyecto, el expresidente Álvaro Uribe Vélez respaldo la posición del gobierno de Iván Duque.

Según Uribe, no se puede generalizar en el país el porte de armas de fuego, al tiempo que calificó éste como un tema muy delicado.

Tema muy delicado, no pidamos generalización de porte de armas,  manteniendo el decreto de desarme se puede pedir a las brigadas agilizar los permisos excepcionales y por razones plenamente justificadas”, escribió en su ciento de Twitter. 

Lea además: Desde el Congreso hacen llamado para que vacunas anticovid puedan ser compradas por privados

Este pronunciamiento del máximo jefe del Centro Democrático se entiende como una desautorización a los miembros de la bancada para apoyar esta iniciativa presentada en el Congreso por dos miembros de la misma, la senadora María Fernanda Cabal y el representante a la cámara Christian Garcés. 

La congresista Cabal indicó no estar de acuerdo con la posición del consejero Guarín, argumentando que las cifras demuestran que cada año están muriendo alrededor de 500 personas a manos de criminales que sin tener permiso para portarlas, utilizan armas ilegales.