La crisis ha afectado el río Éufrates.
La crisis ha afectado el río Éufrates.
EPM
6 Mar 2019 05:12 PM

Herpes, el virus que mata millones de peces

La epidemia es inofensiva para el ser humano.
Laura María Sánchez Pico
Laura María
Sánchez Pico
@LauramSanchezp

Una forma del virus del herpes, inofensivo para el ser humano, es responsable de la muerte de millones de carpas en Irak, indicó el miércoles la ONU.

A finales de 2018, piscicultores iraquíes en el sur de Bagdad encontraron multitud de carpas muertas en las orillas del río Éufrates o flotando en sus cuencas. 

Algunos hablaron de una enfermedad de los peces, otros de un veneno en el agua, y las autoridades iraquíes convirtieron este asunto en una de sus prioridades.

El miércoles, el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (UNEP) anunció haber descubierto el misterio, al término de una investigación internacional de varios meses, y declaró culpable al virus del herpes de Koi (KHV).

Lea más: Sequías y contaminación generan hambre en cuenca de río Lempa

"El KHV es una enfermedad muy grave y mortal conocida por causar índices de mortalidad de casi el 100% entre las carpas", explica el doctor Thomas Wahli, responsable del laboratorio suizo encargado de enfermedades infecciosas, especializado en la medicina de los peces.

La muerte masiva de estos peces en las granjas de la localidad de Saddat al Hindiya, en la provincia de Babilonia, causó el pánico entre los piscicultores que dicen haber perdido miles de dólares de un día para otro.

Se enviaron muestras de agua, de sedimento, de comida y de muestras hechas a los peces muertos, al laboratorio suizo y a establecimientos en Jordania y en Italia.

Lea también: Preocupación por muerte masiva de peces en el departamento de Bolívar

Sus análisis confirmaron que las carpas murieron por esta epidemia viral, inofensiva para el ser humano, indicó el UNEP.

En noviembre de 2018, las temperaturas descendieron en el sector de Saddat al Hindiya, hasta los 24 ºC, condiciones óptimas para el desarrollo del KHV.

El almacenamiento excesivo de peces en los criaderos y la pésimas calidad del agua del río pueden explicar también la propagación de la enfermedad, según el UNEP.

Fuente
AFP - Sistema Integrado Digital