Caso UniAtlántico
Cortesía Redes Sociales
17 Ene 2020 11:13 AM

Una autopsia psicológica aclararía muerte de estudiante en Uniatlántico

La Fiscalía anunció una autopsia psicológica que permitirá resolver dudas sobre el fallecimiento de la estudiante Madeleine Ortega
Iván Darío Duva Ruiz
Iván Darío
Duva Ruiz
@ivanduva

El caso de la menor de 17 años, Madeleine Ortega, quien falleció en el interior de la Universidad del Atlántico, ha conmocionado tanto a la comunidad educativa, como a la ciudad de Barranquilla e incluso al país.

La joven falleció en la madrugada del pasado 18 de diciembre en extrañas circunstancias en medio de lo habría sido una fiesta protagonizada por alumnos que tienen tomadas las sedes de la institución en el marco de un paro estudiantil.

Le puede interesar: Perro fue quemado con agua hirviendo

"La menor  habría caído de un segundo piso por lo que se manejan tres hipótesis: suicidio, accidente u homicidio, nosotros necesitamos adelantar las investigaciones del caso para determinar lo que pasó y Medicina Legal deberá determinar más datos", así lo dio a conocer en su momento el subdirector de fiscales en Atlántico Régulo Calderón.

Recientemente se conoció que la joven de 17 años tenía marcas de dedos en los brazos y en el cuello, según lo que encontró Medicina Legal en la necropsia practicada por peritos forenses. 

Claudia López, directora seccional de Fiscalías, aseguró que "los investigadores pudieron determinar estos datos y se espera que esta información pueda acercarnos a los hechos que dieron la muerte de la joven, nosotros como autoridad, no podemos emitir un concepto exacto todavía mientras no tengamos más argumento sólidos del hecho".

Vea además: Excombatiente de las Farc en Dabeiba (Antioquia) fue asesinado

Roberto Ortega, padre de la joven, ha reiterado en varias ocasiones que tiene fuertes sospechas de que la muerte de su hija fue un homicidio, en diálogo con LA FM, manifestó que "no puede quedar impune la muerte de mi hija, nosotros entregamos el celular de ella, ahí hay unas conversaciones, nosotros creemos que fue un homicidio, pero aun se demoran para decirnos la verdad". 

Por su parte el rector encargado de la Universidad del Atlántico, Jorge Restrepo, viajó a la ciudad de Bogotá y radicó un derecho de petición exigiendo que un fiscal especializado se haga cargo de este caso.

La última información que se conoció acerca de esta investigación es que la Fiscalía solicitó una autopsia psicológica que permita resolver dudas sobre el estado anímico de la estudiante de Derecho previo a su deceso. Los investigadores continúan con diligencias y recolección de pruebas para conocer, en detalle, las circunstancias que derivaron en este desafortunado desenlace.